La Generalitat liquida las oficinas CATs para ahorrar 3,5 millones de euros

La dirección general de Turismo de Cataluña no hará ninguna aportación económica más a los Centros de Acogida Turística (CAT) porque suponen una duplicidad con las oficinas de turismo. Argumenta que en un contexto como el actual se deben “racionalizar los recursos” y el proyecto CAT se considera “deficitario” e “inviable económicamente”.

En un comunicado, la Generalitat de Catalunya ha anunciado que cierra su participación en el proyecto CAT asumiendo los gastos corrientes hasta el 2010. Se ha reunido con los ayuntamientos para comunicarles la decisión, con la cual quiere ahorrar unos 3,5 millones de euros hasta el 2013.

Esta red de 10 Centros de Acogida Turística la creó la dirección general de Turismo en asociación con los municipios dónde se ubican. El propio presidente José Montilla fue el encargado de inaugurar el primero en el municipio de Teià, el verano de 2009. Desde 2007 el gobierno catalán ha invertido casi 7 millones de euros. El objetivo de los CATs era prestar un servicio integral de atención al turista y que explicara un aspecto destacado del patrimonio material e inmaterial de Cataluña. Se presentaba como una evolución de los puntos de información convencional de las actuales oficinas de turismo.

La nueva dirección general de Turismo considera que “a pesar de estar especializados temáticamente según su ubicación, estos equipamientos no aportaban un valor diferencial al resto de oficinas de turismo y se duplicaban las tareas de información, atención y difusión”. Además añade que en ocho de los diez municipios de la red CAT ya disponen de oficinas de turismo. La Generalitat ha decidido aparcar los CATs y concentrar los esfuerzos en las 232 oficinas de turismo que funcionan en todo el territorio y que “ya desarrollan la tarea de difusión del turismo identitario que se preveía en los CAT”.

El futuro de los Centros es incierto. La red de Centros d’Acogida Turística consta de 8 equipamientos en servicio (Teià, Berga, Cervera, Puigcerdà, Ripoll, Sallent, Tortosa y Vilajuïga), uno provisional (Palafrugell) y otro en fase de proyecto (Les). Los municipios tendrán la gestión de las infraestructuras y podrán dedicar estos espacios a la finalidad que consideren adecuada, manteniendo el servicio CAT o variándolo.

0 0 0