Iberia Express no toca Barcelona

La filial de bajo coste de la compañía Iberia empieza a volar con 4 rutas iniciales, que se ampliarán hasta 17 en los próximos meses. Ninguna de ellas pasará por el aeropuerto de Barcelona. La previsión es llegar a los 2,5 millones de pasajeros este mismo año.

Del total de rutas previstas 12 son estatales y 5 de europeas. Los precios de lanzamiento serán a partir de 25 euros y cuando inicien los vuelos europeos, a partir de 60. Los directivos de Iberia Express reconocen que el contexto actual para muchas compañías de bajo coste es complicado pero su filosofía es controlar costes y buscar la máxima eficiencia. Nace con una plantilla de 500 trabajadores y 4 aeronaves que podrían ser 14 a finales de año y 40 en 2015.

Levanta el vuelo desde Barajas con cuatro destinos espanyoles –Mallorca, Alicante, Málaga y Sevilla–, a los que se sumarán en mayo cinco nuevos –Vigo Lanzarote, Granada, Menorca e Ibiza–, y en los meses de junio y julio volará ya a destinos europeos como Dublín, Riga, Mikonos y Nápoles, además de destinos domésticos como Santiago, Fuerteventura y La Palma. En septiembre, se incorporará Ámsterdam.

El consejero delegado de Iberia, Rafael-Sánchez Lozano, ha sido muy claro al decir que el objetivo es «ganar dinero desde el primer día». La capitalización de Iberia Express alcanza los 20 millones de euros, invertidos por Iberia.

Iberia ha creado esta nueva compañía de bajo coste para las rutas de corto y medio radio, con base en Madrid, y así contrarrestar la competencia de las aerolíneas ‘low cost’ en este mercado

0 0 0