Ganar espacio en la playa de Barcelona por los bañistas

A partir de este verano las playas de la capital catalana limitarán los chiringuitos, las hamacas y las sombrillas de alquiler para ofrecer más espacios a los turistas y ciudadanos que quieran disfrutar del baño. Descongestionar el espacio de la arena se ha convertido en una necesidad debido a la saturación que sufren las playas de la ciudad.

El Ayuntamiento de Barcelona ha tomado más de 70 medidas vinculadas a la playa que aplicará durante la temporada de verano para mitigar la sobreocupación de la arena. En este sentido retirará 1 de cada 4 chiringuitos, la mitad de las tumbonas y un 75% de los parasoles. La experiencia de baño en Barcelona se está convirtiendo en poco satisfactoria para los ciudadanos y turistas debido a la masificación.

Como sucede a menudo, cuando Barcelona toma iniciativas de este tipo vinculadas a la gestión del turismo otros destinos estudian su idoneidad. Por tanto, no sería raro que municipios de costa puedan seguir el ejemplo barcelonés. Objetivo: prioridad al bañista oxigenando la playa de elementos y actividades que ocupan espacio.

Entre las iniciativas previstas por el consistorio está la habilitación de un espacio para perros en la playa de Levante donde se hizo una prueba piloto en los últimos dos años. Tendrá un control de acceso y todos los animales deberán ir identificados. Esta zona estará limitada a un máximo de 100 perros y por supuesto se repartirán bolsas para recogida de excrementos.

0 0 0 0