¿Es rentable la educación universitaria en Turismo?

Cada día, como profesores universitarios, nos enfrentamos a la mirada llena de luz de estudiantes repletos de esperanzas en lo relativo a su futuro profesional una vez se gradúen. Sin embargo, los datos del mercado laboral español no son buenos para un estudiante universitario. Al conocido 26% de paro, se unen más de un 50% de desempleo juvenil y más de un 30% de sobreducación (universitarios que están excesivamente formados para las tareas que ocupan). Incluso así, cualquier estudio de rentabilidad de la educación universitaria (por ejemplo véase Observatorio Económico BBVA, 2012) obtiene tasas de rentabilidad de un año de estudio universitario entorno al 6,5%.

Estas tasas se sitúan algo por debajo de las obtenidas en países como Estados Unidos (8%). Así es, si les dijera que Standard & Poors tiene un nuevo fondo de inversión de riesgo bajo que nos promedia un 6,5% anual de rentabilidad, lo comprarían, ¿verdad? Pues existe pero lo ofrece nuestro sistema universitario. Asimismo, la probabilidad de incurrir en desempleo, se reduce aproximadamente a la mitad (14%) si el potencial trabajador tiene estudios universitarios. La educación universitaria sigue siendo la mejor inversión posible, tanto para un estudiante joven como para uno que debería haber estudiado a principio de la pasada década y que fue abducido por la burbuja inmobiliaria.

Centrándonos en el sector turístico, distintos trabajos ponen de manifiesto que el rendimiento de la educación en el sector turístico es menor que en otros sectores. Este porcentaje oscila alrededor del 4%. Si unimos esto a que el porcentaje de trabajadores con estudios universitarios es menor en el sector turístico que en el resto de sectores de servicios, nos conduce a cuestionarnos si el sector turístico español está perdiendo trabajadores mejor formados atraídos por una mejor retribución económica en otros sectores u en otros países.

Todo apunta, por tanto, a que el graduado en Turismo se enfrenta a una mayor sobreducación, porque el sector en España no valora suficiente a los estudiantes universitarios. Muestra de ello, es que el último estudio de inserción laboral (todavía con diplomados en Turismo), muestra a la carrera turística como una de las que tienen un mayor grado de internacionalización (casi un 6% de los diplomados trabajaban en 2011 fuera de España).

Varias puntualizaciones al respecto. En primer lugar, un 4% sigue siendo una tasa de rentabilidad nada desdeñable. En segundo lugar, los estudios demuestran que esta tasa de rentabilidad crece más rápidamente en los primeros años de vida laboral para un graduado universitario que para trabajadores con cualquier otro nivel educativo. En tercer lugar, ese 6% de graduados turísticos internacionalizados son los que mayores ingresos perciben con mucha diferencia.

Los nuevos grados en Turismo (la primera promoción de graduados fue la de 2009-2013) son por fin unos estudios universitarios comparables con los principales estándares internacionales que deberían incrementar la tasa de rentabilidad de la educación universitaria en Turismo. Principalmente, aquellos que incorporan una orientación hacia los nuevos productos turísticos (activo, marítimo, de salud, deportivo, de shopping, de negocios…) y una apuesta por la emprendeduría y la innovación. Asimismo, y sin perder la interdisciplinariedad distintiva de los estudios turísticos, el sector pide personas con una fuerte base de administración de empresas (de ahí el triunfo de las dobles titulaciones “ADE + Turismo” tan demandadas por los estudiantes y el sector). Estudiantes que, sin perder su luz, conocen el entorno, tienen capacidad de adaptación, una fuerte base de gestión y de idiomas, son innovadores y apuestan por la emprendeduría y la internacionalización. Es decir, algunas universidades le hemos mandado un whatsapp al sector que dice: “Challenge accepted” (acompañándolo del emoticono de la mano con el pulgar alzado). ¿Aceptará entusiasmado el sector turístico español el reto (emoticono con corazones en los ojos)? ¿O lo ignorará y aumentará más aún la exportación de estudiantes cualificados (emoticono del mono tapándose los ojos con las manos)?

jmrayaJosep Maria Raya
Coordinador del Grado en Turismo y de la Doble titulación (“Turismo + ADE”) del Tecnocampus Mataró-Maresme (Universitat Pompeu Fabra)

jmraya@tecnocampus.cat

0 0 0 0