El turismo, uno de los pilares de la candidatura de Ramon Masià a la presidencia de la Cambra de Barcelona

Las elecciones a les 13 Cámaras de Comercio de Cataluña ya se han convocado y se realizarán entre el 2 y el 8 de mayo. De entre todas las cámaras, la más importante cuantitativamente i porque representa hasta a un 75% de la economía real de Cataluña es la Cambra Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Barcelona.

De las cuatro candidaturas existentes actualmente es la de Ramon Masià la que está trabajando desde hace ya un año para conseguir la presidencia y la que ha aglutinado un importante equipo de trabajo. La candidatura, que se presenta con el lema de Anem per feina! tiene en el turismo uno de sus pilares fundamentales y por ello parte de su equipo turístico se acaba de presentar. Además de Ramon Masià, la presentación ha ido a cargo de Rosa Martín para el sector de las agencias de viajes, Santiago Soteras, que es miembro del comité ejecutivo de Turisme de Barcelona y representa el sector de la restauración y bares y Roberto Torregrosa, que representa el sector hotelero, ya que es Director General de Guitart Hotels y presidente de la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo.

La candidatura cree que la Cambra es un órgano con una gran capacidad de influencia, con un fuerte tejido empresarial y muy transversal. El 90% de la Cambra lo forman autónomos y microempresas.

Los principales puntos de la candidatura hacia el turismo son los siguientes:

  • Creación de un Clúster de Turismo de carácter transversal que diseñe un nuevo modelo turístico para la ciudad. Se precisa un trabajo conjunto entre los diferentes actores del turismo, las administraciones y la ciudadanía.
    El presidente de la Cambra ha de ser también el presidente de Turisme de Barcelona. Creen que se han de aprovechas mucho más las sinergias de la Cambra y Turisme de Barcelona.
    – Se ha de primar la promoción del turismo de calidad.
    – Hace falta esponjar el foco de atracción turística.
    – La tasa turística ha de revertir en las ciudades y en la ciudadanía.
    – Es necesario desestacionalizar las visitas a la ciudad, promoviendo eventos como grandes exposiciones, escapadas invernales, fiestas de Navidad, de otoño, etc. además del tema de los congresos y ferias.
    – Reforzar la seguridad ciudadana.
    Realizar pedagogía turística para que los ciudadanos sean conscientes que el turismo y su crecimiento revierte en la riqueza y desarrollo económico de la ciudad. Incluso apuntaron a que se debería enseñar lo que es y lo que representa este sector en la escuela.
    – La gente se carga el turismo muy fácilmente, cuando es una fuente de riqueza importante. Lo que se precisa es gestionar mejor, no prohibir y hablar con conocimiento de causa. “Si decimos que los cruceros son altamente contaminantes no se está diciendo la verdad. Siempre que se habla de turismo se habla en negativo y eso no puede ser.”
    – El PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos) es un desastre. No se pueden poner palos a las ruedas de la iniciativa de los empresarios. Al contrario, se les ha de estimular para que sigan invirtiendo y apostando por a ciudad.
    Barcelona es global y tenemos una serie de ciudadanos barceloneses de otros orígenes, como marroquís, chinos, hindús, pakistaníes o latinoamericanos que llevan ya varias generaciones aquí y que pueden ayudar mucho a traer turismo de sus países de origen si se les abren las puertas del trabajo en común. Ponen de ejemplo las diferentes comunidades que dan mucha fuerza a ciudades como Londres o París. Para todos ellos, la candidatura ha creado un programa denominado C’MON.
    – Las palabras clave de la candidatura son: Transparencia, Rigor, Poner Orden, Inclusión.

Reforma de Turisme de Barcelona
Tanto Ramon Masià como Santiago Soteras forman parte del Comité Ejecutivo de Turisme de Barcelona. No rehúyen los éxitos y buen trabajo hecho por el consorcio turístico, que consideran que ha tenido un modelo público-privado ejemplar, pero creen que el modelo todavía cuelga del éxito de los Juegos Olímpicos y hay que mirar hacia adelante buscando nuevas formas de trabajar. El estancamiento de Barcelona es un hecho y es preciso enderezar las formas de hacer las cosas.

Consideran que Barcelona debe ser la Gran Barcelona, ya que no tiene sentido la ciudad sin su área metropolitana. Recordaron que el aeropuerto se encuentra en el Prat, la feria en l’Hospitalet, el puerto también comprende una parte del término municipal del Prat. Por ello ven indispensable que el presidente de la Cambra sea el presidente de Turismo de Barcelona.
La Generalitat y la Diputación tendrían que formar parte del comité ejecutivo de Turisme de Barcelona, dejando de lado el tema de los porcentajes de representatividad. Se trata de sumar y abrir la institución a entidades que la puedan hacer crecer.
-A pesar de ello, la gestión de la entidad ha de seguir siendo privada, “porque el sector privado generalmente gestiona mejor que el público.”
La Cambra es el lugar ideal para llevar a término todo este proyecto, porque son empresarios “no hay un protagonismo político, la Cambra da servicio a las empresas y con ellas podemos conseguir que determinados eventos vengan a Barcelona.” El turismo es mucho más que lo que solemos entender con este nombre. “Hay un 36% de gente que vuelve a Barcelona y esta gente también acaba comprando un piso, poniendo un negocio o siendo buenos prescriptores de la ciudad.”

Divorcio entre la Cambra y la sociedad
A nivel más global, la candidatura Anem per feina! también quiere un cambio radical en la Cambra “hay un divorcio entre la Cambra y la sociedad”. Está malograda financieramente desde que no es obligación pagar las cuotas. Pero la gente no conoce los servicios que la Cambra ofrece. “Los autónomos, por ejemplo, no saben que la Cambra también es para ellos.” Recuerdan que “todas las empresas, tanto personas físicas como jurídicas, con actividad económica, pueden votar en las elecciones a la Cambra”.

También creen que la Cambra ha dejado de la mano sus delegaciones y sólo tiene ojos para Barcelona ciudad. La candidatura quiere reforzar las delegaciones que existen en Igualada, Vilafranca del Penedès, Vilanova i la Geltrú, Sant Feliu de Llobregat, Viladecans, Mataró, Granollers, Mollet del Vallès, Vic, Berga, Badalona y Hospitalet de Llobregat. La idea es dotarlas de más autonomía, ya que la descentralización permitiría agilizar y ser más eficientes. “Por ejemplo, de las 400.000 empresas que se encuentran bajo el abrigo de la Cambra de Comerç de Barcelona, 12.100 son osonencas. Esta cifra sitúa la comarca de Osona por encima de otras cámaras catalanas, como la de Tárrega o Valls.” Con el planteamiento más descentralizador de Masià, el número de cámaras pasaría de las 13 actuales a 21, en una “perfecta coordinación con la cámara madre”, según el candidato.

Otro punto importante es que la Cambra de Barcelona pueda estar en los órganos decisorios de la futura Cámara de Comercio Europea, una cámara que se está impulsando desde diversas instituciones para fomentarla interacción de las empresas de ciudades diferentes.

En definitiva, la candidatura de Ramon Masià tiene un plan de Trabajo de once puntos a desarrollar en el periodo 2018-2022.

Ramon Masià es Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona y es administrador de la empresa Serviaux 2014 SLU. Es miembro del Pleno de la Cambra desde el 2002, del Comité Ejecutivo de Turisme de Barcelona i Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Barcelona Promoció.

Quiero conocer mejor la candidatura “Anem per feina!”

0 0 0 0