El gobierno español suspende la propuesta de invertir en el Aeropuerto de Barcelona

Las divergencias de los partidos políticos sobre la idoneidad de ampliar la pista del Aeropuerto de El Prat han llevado al gobierno español ha desistir en su propuesta de invertir los 1.7000 millones de euros anunciados.

Cuando parecía que existía un acuerdo entre administraciones y consenso en el mundo económico han aparecido disputas internas de connotación política que ha provocado esta retirada del proyecto. La afectación de las obras de ampliación de la pista sobre un espacio natural protegido ha generado controversia interna entre los socios de coalición que gobiernan en los tres niveles de administración implicados: ayuntamientos, Generalitat y Estado.

El aeropuerto de Barcelona se aleja de la pretensión de convertirse en un ‘hub’ de vuelos intercontinentales. El crecimiento de la infraestructura queda suspendido y las compañías tendrán más difícil ofrecer vuelos de larga distancia.

En este contexto, AENA dejaría de lado a mejora de la operativa de pistas y eso no ayudará a llegar a las 90 operaciones por hora. El nuevo escenario para el aeropuerto de Barcelona, sin inversión, solo permitirá absorber un crecimiento de vuelos de corto y medio radio alejándose los anhelados vuelos intercontinentales más asociados al desarrollo económico y de negocios.

En esta línea de poca proyección de la infraestructura, Ryanair anuncia una decena de nuevas conexiones para este otoño desde Barcelona con destinos tan variopintos como Brindisi, Arlanda o Uchda.

0 0 0