El Barcelona Global Summit interpela a la sociedad civil y la Administración y presenta 10 propuestas para mejorar Barcelona

La asociación privada Barcelona Global ha presentado el primer Barcelona Global Summit (Ver Comunicatur) y tal y como habían anunciado, han interpelado al sector turístico privado, empresarios y a la Administración a mejorar la relación del turismo con la ciudad de Barcelona y sus habitantes.

La premisa de la que se parte es que ya hay otras ciudades en el mundo que han pasado por situaciones parecidas a la que ahora hay en Barcelona y se tiene que mirar como lo han solucionado para aplicarlo aquí. Así, durante este foro, además de presentar las cifras ya conocidas del que aporta el turismo a la ciudad, se han expuesto los frutos del trabajo realizado por la Asociación, que ha analizado 20 ciudades del mundo. Cuatro de ellas (Nueva York, Miami Beach, Ciudad del Cabo y Ámsterdam) han estado presentes en el Summit y han explicado algunas de las medidas de éxito que las ha llevado a una mejor relación entre turistas y residentes.

10 propuestas concretas
La gran novedad del Summit ha sido la presentación de las propuestas concretas que el presidente de Barcelona Global, Gonzalo Rodés ha efectuado, basándose en estos modelos y que consideran que se pueden aplicar a Barcelona. Quizá las más significativas sean la propuesta de introducir un recargo en la tasa turística, ya que en su momento el sector privado fue el que más se opuso a introducirla y la propuesta de crear un sello de buenas prácticas laborales.

El decálogo:
1. Impulso de la colaboración público-privada y privada-privada. Es lo que ha hecho Nueva York para descentralizar el turismo y crear nuevas áreas de interés gracias a la implicación del sector privado para conseguirlo. En este sentido se propone hacer del Paral·lel un nuevo centro de atracción, con puesta al día del plan “Fem Paral·lel”. También incentivar la “Gran Barcelona”, identificando 3 o 4 proyectos del área metropolitana, como sería el caso de l’Hospitalet o las playas del entorno de Barcelona. Finalmente se ha hablado de aprovechar el replanteamiento que el ayuntamiento está haciendo de la Rambla, para presentar propuestas concretes junto a “Amics de la Rambla”.

2. Uso de la tecnología para mejorar la experiencia del visitante. Ámsterdam informa en tiempo real de las colas que hay en el museo Van Gogh, por ejemplo, proponiendo visitar otros lugares donde no hay colas.

3. La misma tecnología puede servir para mejorar la convivencia con el residente, comunicando mucho mejor la afectación que puede haber en un barrio por un evento, una feria o la llegada de cruceristas.

4. Sobre la problemática de la vivienda, se propone limitar el tiempo y la ocupación de las viviendas de uso turístico. Ámsterdam obliga a que los propietarios sólo puedan alquilarlas 60 días al año (que el próximo año serán 30) y limitando a cuatro las personas por vivienda.

5. Revisión del IBI que soportan los edificios completos de apartamentos turísticos para equiparar su fiscalidad a la mayor rentabilidad que el uso turístico tiene en relación con el residencial. El aumento de este IBI recaudado se destinaria a vivienda social.

6. Crear una plataforma común donde haya toda la información de estas viviendas y unificar las bases de datos incluyendo la fiscalidad y la información al ayuntamiento del número de personas y tiempo de estancia.

7. La música como actividad de generación de valor añadido. Dada la gran programación musical de la ciudad, identificar Barcelona como una ciudad de música, pero llegando a ser una verdadera plataforma del sector. Miami Beach se reinventó a partir de la creación de la feria Art Basel Miami Beach.

8. Introducir un recargo en la Tasa Turística para dotar de un fondo de soporte a la cultura que podría gestionarse por un modelo público-privado. Calculan que podrían recaudarse unos seis millones de euros que podrían servir para la idea de la ciudad de la música.

9. Mejorar la percepción del turismo por parte del residente, con una mayor información sobre los beneficios del turismo para la ciudad y creación del sello “Proyecto financiado con la Tasa Turística”. Creen que la gente no sabe que se hace con el dinero recaudado con la tasa y se debe explicar a los residentes.

10. Aumentar la responsabilidad social del sector creando una certificación dirigida a visualizar las buenas prácticas laborales de los establecimientos turísticos que acreditaría la igualdad salarial entre hombres y mujeres para la misma ocupación y la igualdad salarial entre personal propio y personal externalizado. Ciudad del Cabo ha mostrado el ejemplo más claro en este sentido, al revertir todos los ingresos del sector MICE en los residentes, en forma de creación de lugares de trabajo, incentivar estudios universitarios, ayuda a las mujeres para crear sus propias empresas, etc. “El turismo es oro” dicen.

El urbanista y consultor internacional Greg Clark, que ha abierto y cerrado la jornada, ha resumido la importancia del turismo diciendo que es la herramienta de marketing más inteligente para organizar la ciudad. “Una gran ciudad necesita un turismo responsable y éste necesita liderazgo y el liderazgo exige confianza y eso significa que hay que saber que es Barcelona.”

0 0 0 0