El AVE es insostenible económicamente

Contundente, el Tribunal de Cuentas ha criticado el actual modelo de financiación de la Alta Velocidad en España. Lo considera inviable económicamente.

El mantenimiento de la red de AVE no puede cubrirse con el sistema actual de financiación y está entrando en un endeudamiento galopante. El Tribunal considera que a largo plazo podría ser insostenible, más aún cuando se tengan que pagar los créditos que tiene Adif contraídos con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y que ahora están en periodo de carencia.

El Tribunal de Cuentas recomienda a Fomento y Adif que limiten las inversiones que sean altamente deficitarias y que sean racionales cuando tengan que incurrir en gastos y no inicien proyectos no rentables. Según el informe del Tribunal, a cierre de 2013, Adif Alta Velocidad acumulaba un coste amortizado de deuda a devolver a partir de 2017 de 9.142 millones de euros.

Recomienda que los cánones que Adif cobra a la operadora Renfe y a las futuras explotadores privadas de la red AVE sean más elevados y cubran los costes de mantenimiento. Actualmente no cubre ni la mitad del coste de la infraestructura. Esto conllevaría a un encarecimiento muy importante del billete, de lo contrario la Alta Velocidad podría acabar en fiasco económico monumental como ya critican algunos partidos políticos.

Mientras, las operadoras privadas interesadas en gestionar algunas conexiones ferroviarias cuando entre en funcionamiento la liberalización de este transporte piden una rebaja de este canon para operar. En este sentido, el Tribunal de Cuentas, afirma que de no costear el mantenimiento de la red con este cánon se estaría produciendo “transferencias de fondos del sector público al privado”.

El AVE Madrid-Sevilla es la excepción, cubre los costes en un 124%, el Barcelona-Madrid sólo cubre el 65% de su mantenimiento y en el AVE Madrid-Valladolid el 16%.

0 0 0 0