Boí Taüll ¿también para FGC?

La Generalitat de Cataluña y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) buscan un gestor público o privado para la estación de montaña de Boí Taüll.

La Consejería de Empresa y Empleo ha transmitido al juez que se encarga del expediente concursal de la estación que encuentre una solución antes del próximo mes de octubre para que pueda iniciar la temporada a finales de noviembre o a principios de diciembre.

También el ICF, como banco con el que el complejo tiene un crédito, está trabajando para garantizar el futuro de la estación y de los hoteles. Fuentes de esta entidad han señalado que el gestor podría ser público o privado, hecho que deja la puerta abierta a Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), que ya gestiona otras estaciones de esquí catalanas.

Una temporada para olvidar

Tampoco les ha ido bien al resto de estaciones de esquí leridanas. La falta de nieve a comienzos de la temporada marcó un mal inicio de campaña y la única estación que ha podido rehacerse ha sido Baqueira Beret. La gran nevada se ha producido prácticamente al final de la temporada.

El balance provisional ha sido de 1.060.000 forfets vendidos, un 13% menos que el año pasado, cifras que evidencian que ésta ha sido la peor campaña de los últimos cinco años en los complejos de esquí alpino. Baqueira Beret ha sido la única estación que ha mantenido una buena cifra de venta de forfets, con un total de 765.191, un 1,43% menos que la temporada pasada. Grand Pallars despachó 124.876 (en Port Ainé, 73.751 y en Espot, 51.125); Boí Taüll Resort, 110.000, y Port del Comte, 60.000. Las estaciones de esquí nórdico leridanas han vivido la peor temporada desde que se inauguraron a primeros de los años 70, y prácticamente no han abierto en condiciones ni un sólo día.

Una vez finalizada esta decepcionante temporada de esquí, los complejos del Pirineu de Lleida trabajan para poner a punto sus instalaciones para ofrecer actividades en verano.

0 0 0