AENA se privatiza y Renfe competirá con otros operadores

El Gobierno español tira adelante nuevas medidas liberalizadoras en el transporte de viajeros. Privatizará un 49% de AENA, la gestora de los aeropuertos, y activa la competencia con Renfe en las líneas AVE.

Según ha aprobado el Consejo de Ministros, el Estado controlará el 51% de AENA y se reserva la privatización al 49% restante que se distribuirá en un 21% para un “núcleo duro” de accionistas estables y el 28% que saldrá a bolsa. Por esta operación, la mayor venta en una empresa pública en 16 años, el Gobierno espera ingresar 2.500 millones de euros.

La operación se producirá antes de final de año. Los accionistas estables podrían estar seleccionados en septiembre y la salida a bolsa, en noviembre. Este modelo reserva el control en la toma de decisiones al Estado y choca con las aspiraciones de Cataluña y Canarias de controlar sus propios aeropuertos.

La participación de capital privado, que no podrá controlar la compañía, obedece más a razones financieras -para conseguir ingresos- que de modelo aeroportuario. Esta participación privada no decisoria, puede ayudar a extender el negocio de AENA en el exterior. El ente ha remontado la situación de pérdidas y el Gobierno debe considerar que no necesita socios que modifiquen el modelo de gestión actual.

Un operador competirá con Renfe

Por otro lado, el Ministerio de Fomento también dará entrada al sector privado en el transporte ferroviario de viajeros. De momento, se trata de una tímida apertura de la competencia a Renfe en el corredor Madrid-Levante, y por un periodo de siete años. La oferta privada del AVE BCN-Madrid podría empezar en el 2016.

«El objetivo de la reforma es mejorar la calidad del servicio del transporte que se da en España a todos los ciudadanos», ha explicado la ministra de Fomento Ana Pastor, que ha recordado que el año pasado 188 millones de personas pasaron por los aeropuertos españoles.

0 0 0