A por el turismo de compras

La estacionalidad turística de España se puede combatir potenciando el turismo de compras. Para ello urge impulsar una marca que la distinga en los mercados internacionales ya que los turistas que nos visitan no identifican el destino con el segmento de compras.

Si se compara con otros destinos, el gasto en compras que realizan los turistas extranjeros no es proporcional con el número global de turistas que recibe España. Otros países como Francia o Italia sí que cuentan con una alta valoración como destino de shopping. Aquí las compras de productos de lujo no destacan así que existe un potencial de crecimiento.

El turista de compras genera más ingresos medios que el resto de visitantes y es por tanto más rentable y sostenible. El turista de shopping es un extracomunitario de China, Rusia, Marruecos, EE.UU. y Argentina, que gasta entre cuatro y diez veces más que el comunitario.

Un informe de EY, presentado en el congreso mundial de compras celebrado en Madrid, destaca que el turismo de compras en España sólo capta entre el 2,5% i el 3,5% del mercado europeo de las compras ‘tax free’ que efectúan los visitantes extracomunitarios. De los 50.000 millones de euros en compras que realizan estos turistas extranjeros a toda Europa, únicamente 1.600 millones corresponden a ventas en España. Madrid y Barcelona, que siempre ocupan las primeras posiciones en los rankings turísticos, están situadas en la posición 15 y 16, respectivamente, a nivel de gasto extracomunitario.

0 0 0