Una temporada de verano similar al 2012

La ocupación turística de los meses de julio y agosto ha sido parecida a la de 2012 pero el descenso de la capacidad de consumo de los turistas se ha notado.

Los mercados emisores tradicionales del extranjero se han mantenido en niveles del año anterior. El alemán se ha recuperado y el incremento de turistas rusos ha sido significativo. El mercado doméstico, como ya informó Comunicatur, ha sufrido un descenso bastante acusado.

Las estancias se han acortado, especialmente en el turismo rural, lo que ha significado un descenso de la ocupación en esta tipología de alojamiento. Los campings han cerrado una campaña desigual dependiendo de la dependencia que han tenido del mercado catalán y español.

Los apartamentos turísticos han tenido ocupaciones del 90% para el conjunto de Cataluña. Sólo las zonas de interior han registrado unos resultados negativos en ocupación respeto el año anterior.

Los gastos complementarios de los turistas han bajado. El consumo de servicios accesorios se ha resentido mucho y el sector no ha podido ingresar lo que es habitual.

[HOME]

0 0 0