Un pacto de ciudad para el turismo de Barcelona

Barcelona pone en marcha una estrategia para conciliar la actividad turística con la vida de los ciudadanos. El ayuntamiento quiere promover un pacto local por el turismo donde las entidades vecinales y los sindicatos tengan un papel destacado.

El objetivo es encontrar una fórmula que permita un “desarrollo sostenible del turismo” pactada por las administraciones, asociaciones de vecinos, comerciantes, hoteleros… Para llevar a cabo esta tarea se ha encargado a la doctora Maria Abellanet, directora del CETT-UB, que dirija los trabajos. Las conclusiones de este proceso participativo se incorporarán al plan estratégico de turismo de la ciudad que se renovará en el 2015 y que tendrá una vigencia de cinco años. Abellanet liderará este pacto hasta el 31 de marzo cuando se entreguen las conclusiones.

Los sindicatos y los representantes vecinales no quieren tener un papel figurativo. Ya han afirmado que su intención es tener una influencia real y aportar ideas que modifiquen la estrategia turística de la ciudad. La prioridad de los vecinos es mejorar el impacto del turismo en los barrios y la de los sindicatos luchar contra la precariedad laboral en el sector.

Por su parte, el sector hotelero de Barcelona mantiene su objetivo de lograr los 10 millones de visitantes los próximos años, un 25% más que en la actualidad. Una cifra que situaría la capital catalana a niveles, por ejemplo, como Roma. El presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, ha situado el problema de saturación turística en los visitantes que no pernoctan en Barcelona pero que llegan a pasar el día a la ciudad. La estrategia para minimizar esta presión pasa para descentralizar los turistas de los barrios más turísticos. El turismo supone un 14% del PIB barcelonés.

0 0 0 0