Uber y Cabify, cada día más tocadas

El éxito de la movilización del sector del taxi en toda España parece que da resultado. El horizonte pinta mejor ahora que hace unas semanas para los taxistas.

La lucha que mantienen contra Uber y Cabify por considerarlas plataformas de transporte que hacen la competencia al sector legalmente regulado está provocando el posicionamiento favorable de la administración. La principal denuncia de los taxistas es contra las VTC, licencias de alquiler de vehículo con conductor. Consideran que las VTC es la fórmula que puede dar la cobertura legal a las plataformas colaborativas. Así pues, su lucha se centra en evitar que se liberalice el servicio o se amplíe el número de licencias VTC.

Actualmente la Ley de transporte marca una ratio de 1 VTC por cada 30 licencias de taxi aunque en España hay 67.000 licencias de taxi por cerca de 6.000 de VTC, lo que da una proporción de 1 un vehículo de alquiler con conductor por cada 11 taxis. Uber o Cabify apuestan por eliminar esta ratio para tener un mayor número de conductores legales que presten sus servicios.

Tras la huelga del pasado 30 de mayo, representantes políticos y miembros del gobierno se han manifestado próximos a las reivindicaciones de la Federación Española de Asociaciones del Taxi (Fedetaxi). El Ministerio de Fomento no hará ninguna modificación del régimen jurídico actual sobre las autorizaciones de alquiler de vehículo con conductor.

Esta mala noticia para las plataformas se suma al varapalo que recibió Uber de parte del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea al considerarla una empresa de transporte y no un intermediario. La situación de las multinacionales de economía colaborativa que ofrecen conductores se complica por momentos.

0 0 0 0