Trump es un obstáculo para el turismo

El nuevo inquilino de la Casa Blanca está amenazando a la actividad turística.  Los nuevos controles migratorios en EE UU con la prohibición de entrada en su territorio a ciudadanos de algunos países está teniendo respuesta por parte de instancias políticas, sociales y empresariales de medio mundo. Hasta el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha calificado a Donald Trump como “demagogo” y una “amenaza» para la UE.

Por sus acciones Trump se está convirtiendo en un obstáculo para la libre circulación de personas, eje clave del turismo. El presidente norteamericano ha promulgado la medida sin planificación y sin calibrar el alcance que está teniendo social y económicamente. El daño a la industria del viaje es evidente. Ahora Estados Unidos está emitiendo el mensaje que los turistas no son bienvenidos.

Los cambios en los requisitos de entrada a EE.UU. para los viajeros está descolocando a gobiernos y aerolíneas que no saben el alcance de las decisiones del nuevo ejecutivo Trump. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha pedido aclaraciones al gobierno norteamericano sobre la prohibición temporal de viajar al país ya que está causando confusión entre las compañías aéreas y los clientes. IATA ha llegado a advertir que las medidas afectan a viajeros y a tripulantes de cabina con pasaporte de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

La prohibición no afecta a los residentes legales permanentes de los Estados Unidos o a los titulares de la tarjeta verde (Green Card). Tampoco parece que afecte al sistema ESTA al cual están acogidos 38 países, entre ellos España.

La fijación por los viajeros musulmanes de la administración Trump preocupa a los intermediarios que no pueden dar garantías a su clientela que profesa esa religión o que mantienen alguna relación con países musulmanes. Algunos operadores británicos, por ejemplo, se niegan a vender vuelos de aerolíneas estadounidenses tras las decisiones del nuevo presidente. Un ejemplo es Serendipity Tailormade que ha suspendido temporalmente la venta de vuelos en compañías estadounidenses a Canadá, el Caribe y América Latina.

El mercado de turismo halal está en riesgo ya que muchos viajeros musulmanes son ahora más reacios a viajar. El turista no quiere imprevistos ni preocupaciones antes de salir de viaje. Por ello, los mensajes que llegan de Estados Unidos están generando un efecto de contención.

0 0 0