Sitges no quiere que se destine a uso turístico más del 9% de las viviendas

El Ayuntamiento de Sitges ha aprobado un plan que reordena la actividad turística en los pisos  limitando la oferta a un máximo del 9% del parque total de viviendas del municipio.

El Plan General que regula las viviendas de uso turístico (VUT), además de poner techo a la proliferación de la oferta, también distribuye en tres sectores la proporción de los VUT permitidos. Con la regulación por zonas de la situación de la oferta de vivienda turística pretenden facilitar el control de la actividad y evitar masificaciones. En el 2016, el ayuntamiento aplicó una moratoria de licencias con el fin de estudiar la realidad de este municipio de la Costa Barcelona que atrae un gran volumen de turismo.

La concejala de Promoción Económica, Turismo y Playas, Aurora Carbonell, explicó que “hasta ahora hemos tenido muchos inconvenientes para regular y controlar la situación porque no existía una herramienta específica y esto nos ha generado problemas para sancionar”. Ahora crearán un régimen sancionador para perseguir la oferta ilegal que algunas voces del sector calculan que es de entre 1.000 y 1.500 viviendas. Sitges cuenta con 1.741 VUT legalizados.

0 0 0 0