Satisfacción del Ayuntamiento de Barcelona sobre la problemática de los pisos turísticos

En dos años han cerrado en Barcelona 3.000 viviendas turísticas ilegales en un plan de choque que desde el ayuntamiento consideran que ha dado como resultado dejar prácticamente a cero la oferta que está fuera de la ley.

Durante el mandato de la alcaldesa Ada Colau del Ayuntamiento de Barcelona ha interpuesto 6.500 sanciones a pisos turísticos. En este periodo también ha ordenado el cierre de 4.900 pisos y ha conseguido que más del 60% haya dejado de operar.

La satisfacción municipal es manifiesta. En el balance que han presentado indican que han analizado más de 17.000 anuncios de 140 plataformas web que comercializan apartamentos turísticos. En estos momentos, aseguran desde el Consistorio, que se ha reducido en un 95% la oferta que no cuenta con licencia.

Ahora la actividad inspectora consiste en revisar aquellas viviendas que dejaron de actuar ilegalmente para corroborar que no reinciden. En momentos de gran demanda de alojamiento, como la reciente celebración del Mobile, los inspectores revisan que los pisos sigan inactivos.

1 0 0 0