Salou no levanta cabeza y vuelve a vincularse a destino de borrachera

El trabajo y esfuerzo que realiza buena parte del sector hotelero de Salou para situar el destino como referente de turismo familiar no sirve de mucho cuando operadores internacionales y algunos empresarios locales programan viajes turísticos al municipio bajo el reclamo de sexo, drogas y alcohol.

Todavía no ha pasado la resaca de Saloufest, dirigido a jóvenes británicos, que ya se prepara un nuevo festival del 4 al 8 de mayo para jóvenes franceses. En este caso no se esconde la motivación del paquete Karibean Spring Break: para vivir “la primera orgía”. Esta propuesta en la Costa Dorada vuelve a pasar una factura muy alta a la imagen de Salou.

El Ayuntamiento no ha tardado en salir al paso diciendo que quieren desvincularse de esta oferta y que pedirán que se retire el nombre de Salou de la publicidad. Está por ver el efecto de esta nueva oposición puesto que el ayuntamiento aseguró el año pasado que no  habría nueva edición de Saloufest y el operador lo ha comercializado este 2016.

La organización del viaje Karibean Spring Break vende cuatro días de estancia “loca” por 200 euros. El sexo y el alcohol son el elemento central, sin coartada ni embudos. Los vídeos y los mensajes del operador son explícitos y no se esconden bajo el deporte u otras actividades paralelas. Mensajes como lleva siempre bebidas en la bolsa –no de vidrio porque se pueden romper-  o busca tus límites pero evitando el coma etílico se publicitan en el web.

Salou vuelve a estar en el ojo del huracán del turismo basura. Cierto que este turismo no representa la realidad de un destino de sol y playa con 8 millones de pernoctaciones anuales pero el impacto sobre su imagen es brutal, vuelve a colocar al municipio en la liga del turismo de borrachera. Pero la fama que va ganándose se debe a que algunos hoteleros del territorio aceptan este tipo de ofertas.

0 0 0 0