Rusia intentará frenar la aportación de riqueza a países de la UE

El turismo ruso desacelera en los países de la Unión Europea y la crisis política generada por las disputas con Ucrania se traslada ya al ámbito económico. En Moscú planean presionar a Europa con medidas que pueden afectar en breve al turismo.

El gobierno ruso ha amenazado con prohibir sobrevolar su territorio a las aerolíneas comerciales europeas y de Estados Unidos. Ya ha paralizado las exportaciones alimentarias desde la UE y sigue tensionando las relaciones con nuevas medidas coercitivas.

Las negociaciones para flexibilizar más los requisitos de visados a los turistas rusos que visiten Europa están paralizadas y todo apunta a un incremento de las dificultades para trabajar a nivel turístico con Rusia. La quiebra en cascada, en menos de un mes, de media docena de turoperadores rusos especializados en la emisión hacia el exterior supone una dificultad añadida para el sector turístico.

El turismo ruso está dando señales de debilidad. Por un lado los turoperadores no pueden hacer frente a sus obligaciones financieras por la floja temporada que están teniendo y por otro la llegada de turistas se está frenando. En los destinos de costa españoles este descenso continuará durante lo que queda de 2014.

Los crecimientos del 3 o 4%, que en el mejor de los casos esperan algunos destinos, están lejos del 30% de años anteriores. Operadores como NTincoming o Tez Tours pronostican descensos del 15 al 20% para España. Lo que sí está claro es que la evolución no está siendo positiva. Según un estudio de Global Blue, las compras de los turistas rusos en las tiendas libres de impuestos han sufrido un descenso del 20% y las ventas de excursiones a estos turistas hasta un 25%.

Los últimos datos oficiales indican una caída del turismo ruso en España del 4,5% y de un 4,9% en Cataluña.

0 0 0 0