Retoman los insostenibles vuelos a ninguna parte

El impacto del coronavirus ha llevado a las aerolíneas a una situación crítica. Los aviones aparcados en los aeropuertos son insostenibles y por eso algunas compañías “innovaron” con los vuelos sin destino. Aviones que despegan, pero sin ruta prevista porque no llevan a ninguna parte.

Una de estas propuestas la lidera la aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA). La compañía realizó en diciembre vuelos panorámicos ofreciendo vistas al sol naciente en Nochevieja. Ahora, ANA quiere repetir con más vuelos en su A380 a “ninguna parte” en el mes de marzo.

La excusa para estos vuelos que parecen insostenibles medioambientalmente es que los aviones se deterioran por falta de uso y que las tripulaciones deben mantenerse en forma. All Nippon Airways utilizará sus particulares aeronaves identificadas con una tortuga para realizar vuelos de unas tres horas. Las salidas serán desde el aeropuerto de Narita en Tokio y se dirigirán hacia el sur, rodearán la bahía de Ise y volverán por el mar hasta la capital nipona.

La aerolínea dice que tiene alta demanda de pasajeros para estos vuelos y sorteará los billetes entre los interesados. Los precios oscilan entre los 270 euros para los más económicos hasta los 800 euros de una de las suites de primera clase.

ANA sabe que para disfrutar de las vistas panorámicas en un vuelo es necesario contar con asiento en ventanilla. Así que planea ofrecer más alicientes a los pasajeros como comidas temáticas y regalar souvenirs.

0 0 0