Ofensiva contra la subida del IVA en el turismo

El conjunto del sector turístico y algunos partidos políticos están presionando al Gobierno para que no aplique la subida prevista del IVA en el sector del turismo. Asociaciones de agencias de viaje, la hotelería, los lobbies turísticos… han levantado la voz contra el incremento del impuesto y piden, desde una congelación temporal de la medida hasta una reducción al 4% para la hostelería, el transporte o la restauración.

Una de las principales quejas del sector está relacionada con el hecho de que una parte importante de las contrataciones con los operadores internacionales se ha realizado con antelación y el coste de la subida del IVA, el segundo semestre del año, afectaría directamente sobre los resultados de las empresas estatales que acabarán repercutiéndolo sobre el margen de beneficio. Otro factor esgrimido por el sector es la debilidad de la demanda frente a una subida de precios. Otras economías como la alemana, la francesa o la griega están aplicando reducciones sobre el IVA para fortalecer su sector mientras que un incremento haría perder competitividad a la oferta turística española.

El debate ha llegado al campo político. PP y CiU defienden la reducción y han hecho diferentes intentos en el Senado y el Congreso para impedir la subida de un punto porcentual del IVA turístico a partir del 1 de julio. El Gobierno, con apoyo de otros partidos (PNV y Coalición Canaria), ha rechazado las propuestas en las dos cámaras porque la medida forma parte de los Presupuestos Generales del Estado que ya fueron aprobados. Además, el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, defiende que España es uno de los países europeos que cuenta con un IVA más bajo en turismo. El margen de maniobra para hacer cambiar de posición al Gobierno parece agotado.

0 0 0