Nace, por fin, la Costa de Barcelona

Cataluña dispone ya de una nueva marca turística que sustituye dos de las existentes: Costa de Garraf y Costa de Barcelona-Maresme. El objetivo es facilitar la promoción internacional de Cataluña aprovechando la capacidad de atracción de Barcelona.


La nueva marca, aprobada por la Agencia Catalana de Turism (ACT), engloba las comarcas del Maresme, el Garraf, el Baix Llobregat y l’Alt Penedès. Naturaleza, playas, cavas, modernismo y termalismo son sus principales atractivos.

La directora general de Turismo, Marian Muro, ha explicado que “la propuesta de creación de la marca Costa de Barcelona venía impulsada por la Diputación de Barcelona y avalada por parte del sector empresarial pero no disponía del consenso de todos los ámbitos territoriales y asociativos. El anterior Gobierno dejó pendiente esta decisión que ahora la Dirección General de Turismo ha podido desencallar encontrando el consenso, participación y comprensión de todos”.

Según un estudio presentado por la Diputación de Barcelona en el marco del pasado SITC, la Costa de Barcelona-Maresme representaba el cuarto destino en número de plazas y Costa de Garraf, la sexta. La nueva marca recibiría más de 1,7 millones de turistas extranjeros y más de 15 millones de pernoctaciones, equiparándose a las cifras de la Costa Daurada, Mallorca, Tenerife y Costa del Sol.

Respecto a la oferta alojativa, con cerca de 75.500 plazas, Costa de Barcelona se situaría por detrás de la Costa Brava y la Costa Daurada, en Cataluña; y al nivel de la Costa del Sol (76.300 plazas) y la Costa Blanca (63.271 plazas), en el resto de España.

Cataluña pasa ahora de tener diez a nueve marcas turísticas: Costa Brava, Barcelona, Costa Daurada, Terres de l’Ebre, Terres de Lleida, Catalunya Central, Val d’Aran, Pirineus i la nueva Costa de Barcelona. La primera presentación pública de esta marca a escala internacional será en la World Travel Market de Londres que se celebra del 7 al 11 de noviembre.

0 0 0