Los tribunales detienen el veto de Trump

Por tercera vez la justicia norteamericana ha parado el decreto de veto migratorio del presidente Donald Trump. Por ahora, los ciudadanos provenientes de los siete países musulmanes vetados podrán continuar accediendo a los Estados Unidos.

En esta ocasión ha sido el Tribunal de Apelaciones de EEUU quien ha rechazado el recurso que el gobierno Trump había presentado contra la suspensión a su veto migratorio. El presidente está dispuesto a plantar batalla legal y ya ha respondido que llevará al Tribunal Supremo la decisión judicial para volver a bloquear sus fronteras. Trump ha sido muy claro al conocer la decisión del tribunal de suspender su decreto presidencial: “Nos vemos en los tribunales, la seguridad de nuestra nación está en juego”.

La decisión dictada por Trump paraba durante 90 días la emisión de visados ​​para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana: Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen. Además suspendía durante 120 días la acogida de refugiados, y en el caso de refugiados sirios de manera indefinida. El caos se instaló en los aeropuertos internacionales estadounidenses que durante los días que estuvo vigente bloquearon y retuvieron a los ciudadanos de estos países. Los cambios en los requisitos de entrada en EEUU descolocaron a las compañías aéreas que no sabían cómo manejar esta nueva situación.

Un juez federal ordenó suspender la orden temporalmente y los ciudadanos de los países afectados bloqueados se han acelerado a viajar a Estados Unidos. Ahora, con la ratificación del Tribunal de Apelaciones, el decreto presidencial sobre inmigración queda suspendido y la normalidad en las fronteras abiertas se mantendrá por un período aún desconocido. Las aerolíneas están autorizando el embarque de pasajeros con normalidad.

Por otra parte, Donald Trump está intentando ganarse la complicidad del sector aeronáutico. En un encuentro con las principales compañías aéreas americanas del país les ha anunciado que les bajará impuestos y les aplicará una menor regulación, en línea con su política económica que quiere aplicar a todos los sectores económicos.

Trump és un obstacle per al turisme

0 0 0 0