Los operadores alemanes, como los rusos, apuestan por Turquía

El poder de la turoperación en Alemania determina y mucho, los flujos turísticos de este mercado emisor durante la temporada turística. Sus intereses económicos condicionan la selección de destino de sus clientes.

En la reciente feria ITB de Berlín se ha tomado el pulso al mercado alemán que ahora mira con fuerza a Turquía. Las reservas están creciendo de forma espectacular y esto podría afectar al sector catalán y español este verano. Pero además de Turquía, Grecia también está aumentando el volumen de reservas del mercado alemán.

La costa catalana y española, podría quedar afectada aunque no se ha encendido ninguna señal de alarma. Las islas Canarias o Baleares, en competencia más directa con el sol y playa turco, prevén un crecimiento positivo de las reservas.

En el caso de Cataluña, durante la feria, la Agencia Catalana de Turismo se ha reunido con operadores turísticos alemanes. El director general de Turismo de Cataluña, Octavi Bono, ha valorado que con estos contactos “estamos teniendo sensaciones positivas que nos permiten afrontar con optimismo este ejercicio a pesar de la competencia creciente en este mercado de los destinos del Mediterráneo oriental”. Alemania es uno de los principales mercados emisores de turistas del mundo y es el tercer emisor de Cataluña.

El año 2017, llegaron al destino catalán 1,5 millones de turistas alemanes (+ 0,9%) que dejaron 1.246 millones de euros (+ 6%). Se trata de un turista interesado por el buen clima y la playa pero que también muestra interés por la cultura, el turismo activo (especialmente el cicloturismo) y actividades en la naturaleza, el golf, la oferta de ocio y la gastronomía.

0 0 0 0