Los movimientos de Ryanair condicionan los aeropuertos de Barcelona, Girona y Reus

La estrategia de la compañía aérea Ryanair afectan, y mucho, los resultados de los aeropuertos catalanes. Las prioridades de la aerolínea irlandesa este año pasan por Barcelona y esto tendrá incidencia negativa sobre Girona y Reus.

La previsión del la low cost es llegar a los 5,3 millones de pasajeros en el Prat en 2015. Incrementará frecuencias en buena parte de las casi 40 rutas que opera desde Barcelona, el objetivo es crecer un 12% los pasajeros y batir su récord de viajeros transportados. Esta estrategia afectará a Girona y Reus que perderán tráfico. Ambos aeropuertos tienen una gran dependencia de Ryanair. El aeródromo de la Costa Brava depende en un 88% de la compañía irlandesa y el de Costa Dorada en un 54%.

La eliminación de 13 rutas en Vilobí de Onyar (Girona) le hará perder 200 mil pasajeros. Se situará en 1,5 millones totales cuando en 2008,2009 y 2010 el tráfico llegó a los 5 millones anuales. El aeropuerto tarraconense, por su parte, perderá 140 mil pasajeros y se quedará en 315 mil viajeros.

Sólo Ryanair transporta más de 7 millones de viajeros en los aeropuertos catalanes y cuenta con 15 aviones con base en Cataluña (10 en el Prat y 5 en Girona). En el conjunto de aeropuertos españoles mueve 28 millones de pasajeros al año. Con una cuota de mercado del 18% tiene el liderazgo en España por delante de Vueling aunque le recorta terreno.

0 0 0 0