Los administradores de fincas denunciarán los pisos turísticos ilegales

El Colegio de Administradores de Fincas de Cataluña actuará de forma activa en la detección y denuncia de las viviendas turísticas que funcionan a las comunidades de vecinos sin los permisos pertinentes. Activarán una campaña para informar a los gestores y a los propios vecinos sobre la normativa de alojamientos turísticos.

Los Administradores de Fincas han firmado un acuerdo con la dirección general de Turismo catalana para agilizar los trámites de la denuncia a la administración de los apartamentos o viviendas de uso turístico ilegales. El colegio difundirá entre las comunidades de propietarios un protocolo de buenas prácticas que ha redactado para asegurar el cumplimiento de la normativa turística y de las normas de convivencia en los edificios. La directora general de Turismo, Marian Muro, ha querido destacar la importancia de este acuerdo porque “en la tarea de control de la legalidad de las viviendas de uso turístico es muy importante contar con la colaboración de los agentes que  intervienen. Los Administradores de Fincas son profesionales que conocen de primera mano la gestión de los edificios que administran, y su colaboración será clave a la hora de identificar aquellas viviendas turísticas que no cumplen con la normativa turística”.

Según han informado “cuando un colegiado detecte una vivienda turística ilegal en una de las fincas que administra, podrá facilitar esta información a cualquiera de los colegios y éstos, previa comprobación de la información facilitada, podrán realizar la correspondiente denuncia, dirigida a la Dirección general de Turismo de la Generalitat de Cataluña, a través del Registro general electrónico de la Administración. Cabe destacar que en estas denuncias no hará falta que  conste ningún dato que identifique las entidades o los particulares que han comunicado al colegio la denuncia”.

Esta colaboración se enmarca en la intención de la dirección general de Turismo de impulsar al máximo la regularización y el censo de la oferta existente de apartamentos y viviendas turísticas para hacer aflorar la economía sumergida en este subsector del alojamiento. En Cataluña hay registradas 45.968 viviendas que ofrecen 263.721 plazas. Se calcula que el volumen total de alojamiento de este tipo en Cataluña es de 500.000 plazas.

0 0 0