La oferta hotelera en Barcelona crecerá a pesar de la crisis y el descenso de la rentabilidad

El descenso de la rentabilidad hotelera en Barcelona no frena al sector que tiene previsto abrir en dos años, al menos, 23 nuevos establecimientos e incrementar el número de habitaciones de la ciudad un 15%, hasta rondar las 35 mil plazas.

Según ha informado el Gremi de Hotels de Barcelona, durante los meses de julio y agosto la ocupación será del 68%- 70%. Estos registros son ligeramente superiores al 64,74% de ocupación media del primer semestre del año aunque supondrían un descenso del 13% sobre los meses de verano de 2008.

Los datos del Gremi constatan que los meses de mayor ocupación de 2009 -abril (71,46%), mayo (75%) y junio (73,73%)- coinciden con los grandes citas feriales de la ciudad y acontecimientos relevantes como Construmat, el Salón Internacional del Automóvil, el Salón Internacional de la Logística o los grandes premios de F1 y motociclismo. El poder de atracción de la ciudad en el sector de los congresos y viajes corporativos es muy alta a pesar del descenso en el número de turistas. El precio medio de la habitación durante el primer semestre de 2009 fue de 105€, lo que supone un descenso del 16,36% respecto al mismo periodo de 2008.

Sobre este descenso de precios, el presidente del Gremi de Hotels de Barcelona, Jordi Clos, opina que bajar de los 100 euros es complicado, “ya está a mínimos”. Recuerda que la crisis ha empujado a los hoteleros a tomar esta solución “para blindar el número de turistas” y como actuación “de marketing” para asegurar la ocupación.

En 2009 el sector tiene previsto abrir 10 nuevos hoteles, lo que supondrá 1.777 nuevas habitaciones. Para 2010 los nuevos establecimientos serán 13 incrementando la oferta de habitaciones en 2.487. En total serán 23 hoteles y 4.264 nuevas habitaciones en dos años.

Jordi Clos también ha pedido a las autoridades que “pongan orden” en aquellos aspectos de incivismo que perjudican la imagen de la ciudad como son los robos a los turistas, la prostitución o la proliferación de “lateros”. También ha propuesto que se prohíba a la gente que vaya en bañador por la Rambla y sin camiseta, algo que no sucede en otras ciudades europeas.

0 0 0 0