Lloret de Mar sancionará a los incívicos

El ayuntamiento de Lloret de Mar ya tiene listo el primer borrador de la ordenanza de civismo que tiene que regular prácticas como el consumo de alcohol, la venta ambulante o pasear sin camiseta; un documento que contempla sanciones de entre 750 y 3.000 euros para aquellos que no lo cumplan, en relación a la calificación de las infracciones como leves, graves y muy graves.

El alcalde de Lloret de Mar, Romà Codina, declara que el grado de sanciones "es contundente" y, aunque ahora la oposición tiene que dar su visto bueno, espera poder aprobar la ordenanza por unanimidad en el pleno de enero, con el objetivo de que esté en funcionamiento en Semana Santa. Se prohibe el consumo de alcohol en la vía pública, y quedan vedados los ‘happy hour’, los 2×1, los 3×1 y las barras libres. Asimismo, el ayuntamiento de Lloret de Mar también prohibirá la venta ambulante en todo el municipio.

"Esta ordenanza tiene mucho fundamento con la de Barcelona, que ya está funcionando y que en su momento fue muy innovadora aunque en algunos aspectos queremos ir un poco más allá", han expuesto desde el consistorio. El documento también regulará la vestimenta de las personas por la calle y solamente permitirá que la gente vaya sin camiseta o en bañador por la fachada de la playa, es decir, por el paseo; una vez cruzado el paseo, la camiseta es imprescindible. En este caso, no obstante, primero se avisará a la persona y en caso de reincidir en la infracción entonces se le multará.

ORDENANZA DE VÍA PÚBLICA

El consistorio también está preparando la ordenanza de vía pública, aunque de momento ha centrado sus esfuerzos en la de civismo, después de los altercados del mes de agosto cuando se decidió que una comisión formada por técnicos y políticos elaborara ambos textos.

El ayuntamiento acordó, precisamente el pasado 31 de agosto, acciones concretas como la prohibición de las rutas de ocio conocidas como ‘pub tours’ y ‘disco tours’, que promocionan la ingesta de alcohol; además de prohibir la propaganda de mano –la repartición de ‘flyers’ de discotecas, por ejemplo–, y la instalación de máquinas expendedoras de bebidas y alimentos en la vía pública.

Acciones, todas ellas, que en su momento se pusieron en funcionamiento a través de un decreto de alcaldía, pero que ahora se incorporarán a la ordenanza de vía pública.

"Prohibir las máquinas de expendedoras por la noche fue una medida muy importante porque la gente al no encontrar nada para comer se iba antes al hotel y se recogía la mitad de basura de la calle, por ello pediré a la oposición que se mantenga esta prohibición y el resto que acordamos en agosto", ha expuesto Codina.

Ambas ordenanzas, la de vía pública y la de civismo, tienen que estar vigentes y listas antes del principio de temporada./Ag EP

0 0 0 0