Les Valls d’Àneu, primer DTF del interior de Cataluña

Les Valls d’Àneu, en Lleida, se ha convertido en el primer destino del interior de Cataluña en conseguir la distinción de Destino de Turismo Familiar (DTF) que hasta ahora tenían trece destinos, todos ellos del litoral catalán.

La directora general de Turismo, Marian Muro, se muestra satisfecha porque “esta certificación supone un paso adelante en la promoción turística del interior de Cataluña, una de nuestras prioridades”.

La Agencia Catalana de Turismo (ACT) ha adaptado el modelo de certificación DTF, que inicialmente estaba pensado para municipios del litoral, para poder certificar destinos de interior y de montaña.

Les Valls d’Àneu ha conseguido esto sello de especialización gracias a un entorno natural privilegiado donde se encuentran el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici y el Parque Natural del Alt Pirineu, así como una oferta turística de gran calidad (entre la que destaca la estación de Espot Esquí) y una gran variedad de actividades para niños: rutas adaptadas para familias, hípica, paseos en canoa, BTT, y el festival de teatro infantil “Esbaiola’t”, entre otras.

Muro ha destacado que “la obtención de este sello pone en valor el esfuerzo del sector turístico privado y de las entidades públicas de Esterri d’Àneu, la Guingueta d’Àneu, Alt d’Àneu y Espot, por ofrecer una oferta de calidad y diferenciada”.

Destino de Turismo Familiar

La certificación de Destino de Turismo Familiar se otorga a un municipio o conjunto de municipios que ofrecen unos determinados servicios y equipamientos adaptados a las necesidades de las familias con niños.

Los destinos tienen que cumplir una serie de requisitos, tanto a nivel de destino como a nivel de establecimientos y servicios turísticos. En el caso de los destinos de interior, tienen que contar con, como mínimo, un recurso natural o una estación de esquí a una distancia máxima de cinco quilómetros de qualquiera de los municipios del destino. Además, tienen que contar con una oferta lúdica pensada para niños de diferentes edades, y una parte de sus establecimientos tiene que contar con medidas específicas para niños.

Además de Les Valls d’Àneu, los trece destinos de costa certificados son: Blanes, Calonge-Sant Antoni, Lloret de Mar, Roses y Torroella de Montgrí-L’Estartit, en la Costa Brava; Calella, Malgrat de Mar, Pineda de Mar y Santa Susanna, en Costa Barcelona; y Calafell, Cambrils, Salou y Vila-Seca/La Pineda Platja en Costa Daurada.

Berga y Les Muntanyes de Prades, en el interior, y Platja d’Aro/Castell d’Aro y Sant Feliu de Guíxols, en la costa, están en proceso de certificación./Noticia emitida por la Agencia Catalana de Turismo

[HOME]

0 0 0