‘Les Neiges Catalanes’ francesas entran a competir por el mismo cliente que las estaciones de esquí de Cataluña

Con la temporada alta de esquí y de las actividades de invierno de montaña ya en marcha, las estaciones del Pirineo francés del departamento de los Pyrénées Orientales (Pirineos Orientales) se han presentado con el nombre de “Les neiges catalanes” para captar clientes catalanes. Ya hace años que las estaciones francesas más cercanas a Cataluña hacen su promoción en Barcelona con este nombre.

Este año, la presentación ha ido a cargo de Atout France y se realizó durante la celebración del festival Let’s Snow BCN. Las nieves catalanas francesas es un grupo de siete estaciones que agrupan los siguientes dominios esquiables: Cambre d’Aze (Eyne y Saint-Pierre-dels-Forcats); Font-Romeu/ Pyrénées 2000; Porté Puymorens; Les Angles; Formiguères; La Quillane y la estación nórdica del Capcir.

Bien comunicadas por tren (estación de Perpiñán y Latour-de-Carol), autobús a 1 euro desde Perpiñán y coche (túnel del Puymorens), 203 km desde Barcelona y 158 desde Girona, su oferta global es muy potente con más de 180 km de esquí alpino y 250 km de esquí de fondo, más de 100 remontadores mecánicos, 1.250 cañones de nieve artificial, 340 monitores, 14 escuelas de esquí y 120 km de pistas de raquetas.

No se puede negar que Francia, que es un destino de primer orden mundial en el tema del esquí, está muy preparada. Lo prueba el hecho de que la promoicón la hayan impulsado mucho antes del inicio de la temporada y que ofrezcan, por ejemplo, un forfait común para las seis estaciones de esquí alpino. Naturalmente, con todos los precios de los diferentes forfaits ya publicados. Entre otras ventajas para los esquiadores catalanes, el forfait de temporada se vende en línea, pero, además, también está a la venta en las oficinas de Atout France en Barcelona, situadas en el Instituto Francés.

Además, ofrecen toda la información, novedades, opciones de alojamiento, etc. en una página conjunta, www.neigescatalanes.com que posee información en castellano, catalán, inglés y francés. También en la web turística del departamento, www.tourisme-pyreneesorientales.com
encontramos una entrada directa a la información de las estaciones de esquí y a la oferta turística global de la montaña, con referencias, por ejemplo, al Tren Amarillo o a los balnearios y con el PDF del dosier de prensa de las estaciones.

Desorden y pobre promoción de la oferta de nieve catalana
Esta profesionalidad contrasta con la poca iniciativa conjunta de las estaciones de esquí de Cataluña. En el momento de redactar esta noticia, la primera semana de diciembre, prácticamente no hay ninguna información en la web de la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (ACEM), www.catneu.cat
donde no encontramos nada sobre las novedades de esta temporada ni de los precios y sólo hay una pequeña información del estado de la nieve realizado con un Excel.
Lo mismo podríamos decir de la web de la Federación Catalana de Deportes de Invierno, www.fceh.cat. Así los esquiadores y aficionados a la montaña han de ir navegando por las webs de cada estación para tener información de la presente temporada.

Todo esto contrasta con el hecho que los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) sí que presentaron, el 15 de noviembre, las principales novedades de las estaciones de FGC: La Molina, Vallter 2000, Vall de Núria, Espot y Port Ainé y por ello aún es más extraño que toda esta información no esté subida en las páginas web mencionadas anteriormente. En cambio sí la encontramos en la web de la Asociación de Estaciones de Esquí y Montaña de España, ATUDEM, que también tiene publicadas otras noticias de las estaciones de Cataluña, como el hecho que Boi Taüll fue galardonada como la mejor estación de esquí de España en los World Ski Awards 2018, la única iniciativa mundial que reconoce la excelencia en la industria del turismo de nieve. Precisamente esta estación también ha sido noticia porque la Generalitat ha tenido que hacerse cargo de su gestión debido a que en el mes de noviembre la empresa que la gestionaba renunció unilateralmente a su contrato de alquiler y a la prestación de servicios.

El problema de nuestras estaciones es aún más grave si pensamos que aquí sólo hablamos de Les Neiges Catalanes, pero lo mismo podríamos decir de la oferta del otro gran competidor de nuestras estaciones: Andorra.

Sin duda nos falta mucho camino por recorrer y más teniendo en el horizonte la candidatura olímpica Pirineos-Barcelona para los juegos de invierno de 2030.

0 0 0 0