Las “ciudades lentas” de Cataluña

Por un lado, Pals y Begur y por otro, más de 30 municipios de las comarcas de Osona, el Bages, el Berguedà y el Vallès Oriental se han apuntado al movimiento italiano “cittaslow”. Si esta filosofía toma más fuerza en Cataluña, no se descarta estudiar la integración de todos los municipios implicados en una única agrupación.

Se buscan ciudades tranquilas con tradiciones, artesanía, paisajes naturales…ciudades y pueblos que transmitan paz y calma y que hagan olvidar al visitante el estrés y las prisas del día a día en las grandes ciudades.

Pals y Begur lideran la nueva Asociación Español de Cittaslow, presentada en el marco del SITC. Se trata de una red estatal de municipios españoles que apuestan por la calidad de vida a partir de propuestas vinculadas, principalmente, al territorio y al medio ambiente. Lekeitio y Mungia, en el País Vasco; Bigastro, en la Comunidad Valenciana; y Rubielos de Mora, en Aragón completan, de momento, el listado de miembros de la nueva asociación.

Otra iniciativa que sigue esta misma filosofía de las cittaslow ha surgido en las comarcas catalanas de Osona, el Bages, el Berguedà y el Vallès Oriental. Un total de 34 municipios han optado por este modelo de desarrollo “lento” que tiene como objetivos principales, la conservación del territorio, dinamizar las comarcas dónde se ubican y fomentar un turismo de calidad y de identidad.

0 0 0