Las claves de evolución del turismo para el futuro, según Tugores y Donaire

El catedrático de Economía de la Universitat de Barcelona, Juan Tugores, y el profesor de la Universitat de Girona, José Antonio Donaire,  realizan algunas aportaciones interesantes ante las estadísticas turísticas y los momentos de debate que planean sobre el sector del turismo. Hacen una defensa económica del turismo, antes y después de la crisis.

Los dos docentes universitarios en sendos artículos recogidos por el diario La Vanguardia se refieren a las claves de evolución del turismo para el futuro. Tugores menciona “calidad y diversificación” como los retos para encajar cantidad y calidad. Aboga para “potenciar equilibrios razonables”. “El turismo es una realidad muy poliédrica, con segmentos de interés y poder adquisitivo muy diferenciados y, en muchos aspectos, complementarios”, señala. “A estas alturas, tenemos un potencial excelente en ámbitos como el turismo gastronómico, de patrimonio natural y cultural o de congresos que ya están en alza pero que merecen todavía más atención”, concluye.

Tugores recuerda que, desde el año 2008 hasta la actualidad, la partida de “turismo y viajes” en la balanza de pagos española se ha situado en superávits de entre el 2,6% del PIB hasta el 3,3% el 2014. Y añade que, en los años previos a la crisis, el turismo era el principal sector positivo que “luchaba contra un déficit comercial disparado”, y cuando llegó “se convirtió en el principal pilar de la contribución positiva del sector exterior que atenuó la dramática caída de la demanda interna”. El catedrático Tugores es claro: “su impacto en actividad y empleo era y es evidente.”

Advierte Tugores que “hay que evitar que la complacencia conduzca a excesos que pueden tener efectos colaterales económicos y sociales de coste creciente. Un clima de cierta recuperación y nuevas sensibilidades sociopolíticas coinciden a pasar a primer plano algunos de estos efectos, cosa que no puede ni tiene que hacernos olvidar el sustrato de aportación positiva a la actividad y al uso del turismo”.

Donaire, por su parte, comenta que “vivimos en un contexto de crecimiento exponencial del turismo internacional, no sólo del número de visitantes sino de los destinos competidores”. Y que “es difícil imaginar espacios sin turistas o territorios que no aspiren a atraer flujos turísticos.”

El reputado profesor Donaire explica que “el turismo es un sector singular” que “funciona por la adición más o menos espontánea de ofertas y servicios de un territorio”. “Una experiencia turística es un sumatorio frágil de decenas de iniciativas particulares, públicas y privadas y por eso las transformaciones son complicadas”, asegura.

Donaire añade que “la clave de la supervivencia del sector los próximos años es la capacidad de generar innovación, de crear mejoras en el producto, en la prestación de servicios, en el entorno, en la promoción, en la comercialización”, en definitiva dice, “en todas las piezas que integran el complejo mecanismo del sistema turístico”.

0 0 0 0