Nuevas apuestas en la comarca del Alt Empordà

El mar y los paisajes de esta comarca de la Costa Brava centran algunas de las iniciativas que han surgido recientemente para diversificar las propuestas turísticas existentes.

Si hace unos días hablábamos de la Carta del Paisaje de las Valls de Camprodon, ahora es el Alt Empordà la comarca que empieza a perfilar la suya. Los poco más de 50 compromisos ya están redactados y presentados ante el Consell Comarcal. Uno de los principales objetivos es la creación de una red de caminos y miradores para descubrir e interpretar los paisajes de la comarca.

Turismo náutico y de cruceros en Roses

Roses está jugando un papel muy activo para posicionar la oferta del Alt Empordà más allá del tradicional sol y playa. La población quiere convertirse en la sexta estación náutica de Cataluña y en un destino de cruceros como la vecina Palamós.

El proyecto de estación náutica, impulsado desde el Ayuntamiento de la población, busca ahora la implicación de los empresarios de la zona, no sólo de los vinculados al sector náutico sino también al sector turístico en general. Una estación náutica es un espacio turístico y recreativo que permite disfrutar de unas vacaciones activas en contacto con el mar así como realizar todo tipo de actividades náuticas.

La estación náutica debe garantizar, además, servicios como por ejemplo alojamiento, restauración, oferta turística, cultural, de ocio…y servicios para el mantenimiento de los barcos. En Cataluña existen actualmente seis estaciones náuticas: L’Estartit – Illes Medes y Badia de Palamós y Sant Antoni-Calonge (Costa Brava); Vilanova i la Geltrú (Costa del Garraf); Costa Daurada Estació Nàutica (Costa Daurada); Santa Susanna (Costa de Barcelona Maresme); y Sant Carles de la Ràpita-Badia dels Alfacs (Terres de l’Ebre).

Además de esta propuesta de turismo náutico, Roses también tiene previsto construir un nuevo muelle que pueda acoger cruceros. Hasta que esta infraestructura no sea una realidad, la propuesta municipal es que los barcos puedan fondear cerca de la costa y traer a los cruceristas en barcas, tal y como ya se hace en otros puertos.

Nueva escuela de hostelería

A todas estas propuestas turísticas, hay que sumar un nuevo paso adelante en la formación. Figueres es la sede de la futura Escuela de Hostelería del Alt Empordà que ofrecerá una amplia oferta de ciclos formativos de Hostelería y Turismo. La nueva instalación entraría en funcionamiento el curso 2010-2011, con capacidad para 180 alumnos de Formación Profesional.

0 0 0