La UNESCO reconoce el Geoparque Conca de Tremp – Montsec

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha resuelto que la Conca de Tremp – Montsec pase a formar parte de la red de Geoparques Mundiales. Un geoparque es un territorio reconocido por la UNESCO con un patrimonio geológico, paleontológico y minero de importancia internacional.

El distintivo de geoparque no es una figura legal de protección sino el reconocimiento de esta organización internacional a un modelo de gestión del patrimonio como herramienta de desarrollo local sostenible. La Red Global de Geoparques de la UNESCO comprende 140 localizaciones en 38 países de todo el mundo.

Revulsivo turístico y económico
El reconocimiento del geoparque conlleva formar parte de una red internacional y de un programa propio de la UNESCO, con el consiguiente impulso para el turismo y la actividad económica, que beneficiará la zona.

Así, favorecerá la formación de los profesionales y emprendedores locales, reforzando la calidad y la distribución de sus productos turísticos y generando nuevas opciones, como el geoturismo, que servirá también para promocionar los productos locales. Según Joan Ubach, presidente del geoparque Conca de Tremp – Montsec, el reconocimiento “es un revulsivo para la zona, ya que un organismo de prestigio ha reconocido la riqueza de la Conca de Tremp – Montsec, lo que nos dará una gran visibilidad y reconocimiento internacional “.

El sello de la UNESCO le ayudará a posicionarse mundialmente. Aumentará, pues, la visibilidad que tiene el territorio tanto a nivel regional como internacional, ayudando a atraer un turismo responsable y de calidad. Prevén llegar a duplicar el número de visitantes en 5 años y que, por cada euro invertido, el retorno económico para el conjunto del territorio será de entre 10 y 20 euros.

Como es el geoparque Conca de Tremp – Montsec
El geoparque Conca de Tremp – Montsec lo forman 19 municipios de 4 comarcas leridanas: el Pallars Jussà, la Noguera, el Pallars Sobirà y el Alt Urgell que, conjuntamente, superan los 2.000 Km². Para mantener esta marca de elevada calidad, la UNESCO evaluará cada cuatro años la gestión del territorio.

Patrimonio del geoparque

  • Paleontológico. Hay que destacar los restos de los últimos dinosaurios que vivieron en Europa y que han permitido conocer mejor el final de su era.
  • Geológico. Es un área con un gran valor geológico y natural, que permite explicar cómo se formaron los Pirineos.
  • Minero. Se encuentra la primera gran central hidroeléctrica de Cataluña, cuya construcción comportó una fuerte transformación social en la Vall Fosca. El territorio sigue siendo escenario de nuevos descubrimientos, como es el caso del primer mineral descrito en Cataluña: el Abellaïta.
  • Cultural. Las características del territorio permiten explicar la historia de la vida humana, desde la prehistoria, pasando por la época romana y la Edad Media hasta la actualidad. Además, se conserva un cielo oscuro de una calidad excepcional, reconocido como destinación turística y reserva Starlight.
0 0 0 0