La tasa turística se aplicará a todo tipo de alojamiento

El nuevo impuesto que grabará la estancia de los clientes de los establecimientos turísticos de Cataluña se aplicará a todo tipo de alojamientos (hoteles, apartamentos, cámpings, casas rurales, cruceros, etc). La cuota será de 3 euros para hoteles de cinco estrellas y cruceros, 2 para hoteles de 4 estrellas y 1 euro para el resto de alojamientos. Tal y como adelantó COMUNICATUR, el impacto recaudatorio será de 100 millones de euros.

La recaudación se destinará a dotar un fondo para la promoción del sector turístico catalán. La cuota que deberá pagar cada persona por pernoctación estará limitada a un máximo de 10 noches. De acuerdo con la ley, estarán exentos del pago del impuesto los menores de 12 años y las personas que disfruten de estancias subvencionadas por programas sociales de alguna administración pública de la Unión Europea.

Oposición rotunda del sector

El presidente del Gremio de Hoteleros de Barcelona, Jordi Clos, ha asegurado que el sector se siente "muy menospreciado" por el Govern. Ha acusado al Ejecutivo de haber impulsado el tributo "con todo el engaño posible" y sin consultar al sector, que se ha opuesto a la medida repetidamente.

"En la costa se están ofreciendo hoteles de cuatro estrellas con pensión completa por 48 euros, y esto significa que no pueden venderlo por 50 euros. Si se pudiera, ya lo estarían haciendo", ha recalcado Clos. "Es absurdo poner un impuesto en este momento, con una situación difícil en la que bajan los precios y suben los costes", ha censurado.

En el mismo sentido se ha manifestado el sector hotelero en Girona que ha criticado "las formas" de la Generalitat respecto a la implantación de la tasa turística. El presidente de la Asociación de Hostelería de Girona, Xavier Nicolazzi, ha recalcado que "hay otras maneras de hacerlo", y ha reprochado al Govern la falta de voluntad negociadora. "Al país se le tiene que ayudar, pero no de esta forma", ha censurado.

Nicolazzi ha reclamado que el dinero que se recaude se destine a promoción, "y no a Spanair o al circuito de Montmeló, como se rumorea". "El sector está dispuesto a pagar un poco, pero no todo lo que dejan de pagar quienes tienen negocios sin regular", ha remarcado.

El gerente del grupo Costa Brava Centro Hoteles, Martí Sabrià, ha asegurado que la aplicación de la tasa es un "error" porque sólo afecta a una parte del sector, posición manifestada recientemente a COMUNICATUR preguntado por este tema.

La Federación de Hostelería de Lleida ha rechazado "convertir a los hosteleros leridanos en recaudadores de impuestos" y ha avisado de que la tasa turística será un "agravio" para el sector. Ha reclamado una recaudación que tenga en cuenta los intereses del sector. "En nuestro territorio nadie se preocupa por el turismo", han recriminado, y ha alertado de que la tasa será una barrera más.

Las agencias de viajes catalanas han lamentado que el Govern haya impuesto la tasa turística sin "escuchar" a las partes implicadas. "Sorprende que se decida tan rápido, sin estudiar las alternativas que pueda presentar el sector. Sorprende negativamente", ha recriminado el presidente de la Unión Catalana de Agencias de Viajes Especializadas (Ucave), Rafael Serra. Serra ha señalado que el sector estaba pendiente de reunirse con los consellers de Empresa y Empleo y de Economía y Conocimiento, Xavier Mena y Andreu Mas-Colell, así como con el presidente, Artur Mas, para trasladarles su postura.

0 0 0