Reordenación de autocares en la Sagrada Familia

La nueva ordenación de la movilidad en el entorno inmediato de la Sagrada Familia para limitar los autocares turísticos ya ha entrado en servicio y los autocares tendrán que dejar y recoger a los visitantes en los nuevos espacios previstos en la avenida Diagonal de Barcelona.

La normativa contempla dos excepciones: los autocares de grupos escolares y de personas con movilidad reducida que hayan comprado la entrada para visitar la basílica anticipadamente.

La decisión no ha gustado al sector turístico, que ha pedido al Ayuntamiento permitir que los autocares puedan acceder a pie de basílica, pero que estén vetados los que no llevan consigo guías oficiales o turistas con la entrada comprada de antemano, que representan el 55-60%, según la Plataforma por la MOvilidad de Autocares de Barcelona.

La plataforma, que agrupa a agencias de viajes, autocares discrecionales, guías turísticos y operadores de cruceros, ha reclamado una prórroga, argumentando que tendrán pérdidas millonarias, de empleos y visitantes.

La reordenación es una reclamación histórica de los vecinos de la zona, y la Asociación de Vecinos de la Sagrada Familia ha defendido el veto de los autocares, que considera “necesario y urgente para resolver una situación caótica e insostenible”.

Además, creen que la medida será insuficiente debido al creciente volumen de visitas, y piden a las asociaciones turísticas “mirar el horizonte futuro con una perspectiva de integración” de Ayuntamiento, vecinos, la Junta del Templo y el propio sector para poner en marcha un modelo real de turismo sostenible./Ag.EP

0 0 0 0