La policía redobla los controles en zonas turísticas por miedo a atentados

La amenaza terrorista fuerza a la policía a reforzar la vigilancia en las zonas turísticas de Cataluña. A raíz del atentado de Niza los Mossos d’Esquadra se harán más visibles en los espacios concurridos por los turistas.

El responsable de la policía catalana, el consejero de Interior, Jordi Jané, no ha querido especificar en qué zonas intensificará la presencia de los cuerpos de seguridad pero sí ha anunciado que reforzará los controles. “Más presencia policial, más presencia de armas largas con los dispositivos en los varios controles”, ha explicado Jané. El consejero ha advertido que “quizás un ciudadano se encontrará que es retenido en uno de estos dispositivos estáticos de control”. Ha enviado este mensaje a los ciudadanos: “tenemos unos cuerpos policiales que están actuando, que velan por nuestra seguridad, y que trabajan de manera intensa y coordinada.”

El atentado de Niza, centro turístico de la Costa Azul, y precisamente en el Paseo de los Ingleses, punto destacado de los atractivos turísticos de esta ciudad mediterránea, no ha pasado desapercibido para las autoridades catalanas. Sin mencionar ningún paralelismo el consejero ha explicado que constantemente analizan el “modus operandi” de los terroristas. La policía catalana dedica un 30% de su actividad a la alerta terrorista y el 40%, en Barcelona ciudad.

A pesar de todo Cataluña, igual que el resto de España, mantiene el nivel 4 sobre 5 de amenaza terrorista. El 5 significaría estar en un riesgo inminente de atentado y según las autoridades no estamos en este nivel de emergencia, pero “sí que estamos en máxima alerta”.

0 0 0 0