La justicia exculpa a los directivos de Spanair por la quiebra

La Audiencia Provincial de Barcelona ha revocado la condena a los miembros del Consejo de Administración de Spanair que impuso el juzgado mercantil en septiembre de 2014. El tribunal considera que la suspensión de pagos de la compañía fue “fortuita” y exonera a los directivos a pagar los casi 11 millones de euros por déficit concursal.

La cúpula de Spanair, encabezada por Ferran Soriano, fue condenada a dos años de inhabilitación y a pagar 10,8 millones por la quiebra de la aerolínea al considerar que retrasaron la presentación del concurso de acreedores agravando la situación. A pesar de que la Audiencia ha reconocido que Spanair incumplió el deber de instar el concurso dentro de los dos meses siguientes a encontrarse en insolvencia, considera que el consejo de administración estuvo trabajando para dar viabilidad a la compañía y evitar el concurso de acreedores.

Spanair estaba negociando la entrada en el accionariado de Qatar Airways para salvar la compañía. A comienzos del 2012, cuando se rompieron las negociaciones, presentó el concurso. Contra esta resolución de la Audiencia todavía se puede interponer un recurso en el plazo de 20 días.

Los trabajadores y acreedores se quedarían ahora sin las indemnizaciones que preveían cobrar de los directivos, entre los cuales hay representantes de varias empresas y organismos públicos como por ejemplo Feria de Barcelona, Catalana de Iniciativas o la empresa pública Avançsa de la Generalitat.

Ahora hace un año, una comisión parlamentaría que investigó el cierre de Spanair descartó en sus conclusiones que los culpables fuesen los políticos que intervinieron con sus decisiones en la aerolínea. El Parlamento no les pidió ninguna responsabilidad. Los diputados, al no admitir errores en el ámbito político, trasladaban los errores a sus gestores.

0 0 0 0