La competencia en la alta velocidad Barcelona-Madrid es una realidad

La lucha entre y Renfe y Ouigo -filial de bajo coste de la francesa SNCF- en la ruta entre Madrid y Barcelona de tren de alta velocidad está siendo real. El nuevo operador francés ha podido comerle una cuota de mercado muy importante a la compañía española que ha perdido el monopolio de la conexión.

Ouigo ha entrado con fuerza en el mercado y se ha llevado entre el 30% y el 40% de los pasajeros que se mueven en alta velocidad ferroviaria entre las dos capitales españolas. El operador público tiene el mayor número de frecuencias y eso le permite estar por encima del 60% de los viajeros.

Sin duda, Madrid-Barcelona es una ruta de éxito en la que el AVE de Renfe y su ‘low cost’ Avlo están perdiendo la hegemonía paulatinamente. Esta es la única conexión de alta velocidad en la que por ahora se ha iniciado la competencia entre varias compañías. Un inicio que augura una dura disputa a medida que se vaya liberalizando la alta velocidad con la incorporación de nuevas rutas y nuevos operadores.

En 2022 está previsto que una tercera empresa entre en juego. La compañía pública italiana Trenitalia se ha asociado con Air Nostrum para crear ese nuevo operador privado. También Ouigo ampliará su ámbito de acción y operará la alta velocidad con Valencia. Será una nueva prueba de fuego para valorar el impacto real de la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros en España.

0 0 0