La certificación Biosphere, una necesidad para todo el mundo turístico

Desde hace tiempo los analistas expertos en turismo remarcan la necesidad de aplicar los criterios de sostenibilidad a toda actividad turística. Frases como “el turismo será sostenible o no será” se vienen repitiendo en cualquier estudio sobre el tema. El último caso se ha dado en la cumbre mundial de turismo del World Travel and Tourism Council (WTCC) que ha tenido lugar este mes de abril en Sevilla. Se ha dicho que son los viajeros los que están impulsando la agenda de la sostenibilidad, porque ya no quieren sólo visitar un destino, sino enriquecerlo.

Además la cumbre se ha organizado de manera que afectara el mínimo posible al medio ambiente, buscando una sostenibilidad que ha llegado a las mismas empresas proveedoras, que tenían que cumplir unos requisitos que garantizaran una mínima afección y por eso los organizadores crearon un catálogo. No es la primera vez que nos encontramos con ello. De hecho, ya viene siendo habitual en el sector del MICE que las empresas y organismos que organizan congresos tengan presente la sostenibilidad y que soliciten que todas las empresas que trabajen con ellos cumplan con los criterios de sostenibilidad. Es en este contexto que
la certificación Biosphere es ya imprescindible.

¿Qué es la certificación Biosphere?
Esta certificación la otorga El Instituto de Turismo Responsable (ITR) un organismo independente creado en 1995 con el objetivo de impulsar acciones de desarrollo sostenible en destinos y empresas turísticas. Desde el primer momento instituciones como la UNESCO, la OMT, el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Unión Europea respaldaron el Instituto, que se ha convertido en el primer organismo internacional de Turismo Sostenible.

La certificación Biosphere traslada al sector turístico el desarrollo sostenible a través de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y garantiza lo siguiente:

  • Prácticas sostenibles como ahorro de recursos hídricos y energéticos.
  • Acceso a una amplia gama de información y de herramientas a través del ITR.
  • Posicionamiento destacado en los documentos de turoperadores y sus canales de venta.
  • Venta de experiencias a través de la plataforma Biosphere Experiences©.
  • Recursos para mejorar la sostenibilidad y cursos de sostenibilidad en línea.
  • Comunicación de la sostenibilidad de la entidad y de sus buenas prácticas en las comunicaciones que hace Biosphere.

Los estándares de Certificación Biosphere son muy amplios y afectan a todos los subsectores turísticos y empresas relacionadas, desde destinos hasta todo tipo de servicios turísticos, pasando por hoteles, restauración, turoperació, museos, comercios, puertos deportivos, transporte, playas, parques, etc.

Firme apuesta de la Diputación de Barcelona
Desde la puesta en marcha de las certificaciones Biosphere, Cataluña ha sido pionera y adalid en la certificación, puesto que fue el primer gran destino turístico integral en lograrla, en el año 2015. Con anterioridad, la ciudad de Barcelona también la obtuvo y el Val d’Aran fue la primera destinación de montaña de Cataluña en tener la certificación.

Pero si hay un organismo que está totalmente comprometido con la certificación Biosphere, éste es la Diputación de Barcelona, que en su Plan de Mandato 2016-2019 ya incluyó la certificación Biosphere entre sus objetivos estratégicos. La Diputación la obtuvo en 2017 y en este caso fue para sus tres marcas turísticas: Costa Barcelona, Paisajes Barcelona y Pirineos Barcelona. El sello permitió elaborar un Plan de Acción para los siguientes tres años en materia de Sostenibilidad Turística. Este plan llevó a desarrollar todo un trabajo de implicación de las empresas del destino, conocido con el nombre de “Compromiso para la Sostenibilidad”. Gracias a él un total de 292 empresas, servicios y destinos de la demarcación de Barcelona obtuvieron o renovaron el sello Biosphere Commited Entity en 2018. Y durante el primer trimestre del 2019, ya son muchos más los servicios y las empresas que han mostrado su interés en participar en el programa. Precisamente en lo que llevamos de 2019 ya se han entregado las identificaciones Biosphere correspondientes al año 2018 a las siguientes comarcas de la demarcación:

  • Garraf: 39 acreditaciones.
  • Baix Llobregat: 25 acreditaciones.
  • Vallès Oriental: 32 acreditaciones
  • Maresme: 56 acreditaciones.
  • Berguedà: 22 acreditaciones.

Gracias a todo este programa, la Diputación de Barcelona no solo ha renovado su certificado, sino que en el mes de enero de este año adquirió el estatus de Destino Biospher Gold, que reconoce el Trabajo realizado para extender este compromiso a empresas y servicios turísticos del destino. Y es que la certificación Biosphere de destinos contempla tres categorías: la Certified Destination, la Biosphere Gold Destination y la Biospher Platinum Destination.

En la actualidad, dentro de las certificaciones de destinos en Cataluña, poseen la certificación Paisajes Barcelona, Costa Barcelona, Pirineos Barcelona, Sitges, Barcelona, Tossa de Mar, Vilafranca del Penedès, Val d’Aran y Cataluña.

0 0 0 0