Harmony of the Seas y Primavera Sound, ejemplos de la Barcelona que triunfa en turismo

El crucero más grande del mundo toma Barcelona como base para sus rutas regulares por el Mediterráneo y el festival Pimavera Sound sitúa a la capital catalana como referente musical internacional agotando las entradas.

El Harmony of the Seas ha recalado ya en el puerto de Barcelona para operar este verano hasta 22 salidas desde la ciudad. El crucero de Royal Caribbean bate todos los récords de magnitud, con 362 metros de largo, y capacidad, con más de 6.000 pasajeros y 2.100 tripulantes. Pero también destaca en atracciones y servicios. Durante la temporada de verano el impacto sobre la ciudad se calcula en unos 30 millones de euros.

Por allí por donde ha pasado se ha encontrado con una gran expectación algo que ha contrastado con la frialdad en la acogida en la capital catalana. Es conocida las reticencias del consistorio barcelonés para con el turismo en general y los cruceros en particular. Además, durante el primer amarre del Harmony of the Seas de este domingo algunos centenares de vecinos de Barcelona y ecologistas se han manifestado en contra por la contaminación del aire que provoca.

En paralelo a la llegada del megacrucero Barcelona ha vivido otro acontecimiento espectacular. El festival Primavera Sound ha obtenido un éxito inaudito. El macrofestival urbano sigue creciendo y parece que no se agota tras llevar 16 ediciones. Semanas antes de su inicio se terminaron las entradas.

Más de 200 mil personas han asistido a los conciertos programados. Según la organización, el público extranjero ha sido mayoritario con asistentes de 124 países, principalmente del Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Se trata de un atractivo turístico de primer orden que sitúa a la ciudad entre las capitales de la música. En este caso el ayuntamiento si parece tener interés y la propia alcaldesa visitó el recinto Fórum donde se realizaba la mayor parte de los conciertos.

0 0 0