Girona se sitúa en el punto de mira de los organizadores de congresos gracias al AVE

La llegada de la alta velocidad a Girona hace unos meses ha situado la ciudad en el punto de mira de los organizadores de ferias y congresos. Si bien la ciudad ya contaba con los equipamientos, como el auditorio y la Fira, y el parque hotelero, ha sido la conexión con AVE el factor que ha detonado el interés del turismo de negocios por la capital gerundense.

Este año Girona ya tiene agendados 12 congresos y 14 ferias, y confía en aumentar esta cifra en los próximos años gracias a los esfuerzos locales para captar este tipo de certámenes, que suponen un fuerte impacto económico para la ciudad. El International Congress and Convention Association (ICCA) calcula que un congreso medio, que reúna 500 asistentes durante tres días, supone unos ingresos de casi un millón de euros para la localidad organizadora en conceptos de alojamiento, inscripción y comidas. El gasto medio por asistente ronda los 2.000 euros.

La posibilidad de hacer el trayecto Girona-Barcelona en menos de 40 minutos erige Girona en una sede complementaria de Barcelona, referente mundial en la organización de ferias y congresos de amplio alcance, como el Mobile World Congress.

El turismo de negocios es de los sectores que menos ha notado la crisis económica de los últimos años, ya que ha mantenido un ritmo de crecimiento de dos dígitos durante los últimos 20 años. En 2013, Cataluña recibió 1,6 millones de visitantes por motivos de trabajo, lo que supone un crecimiento del 15,7 % respecto al año anterior, según datos de la Generalitat. Estos turistas realizaron un gasto de 1.800 millones de euros, y Girona ya figuraba entre las ciudades más beneficiadas, si bien a gran distancia de la capital catalana.

Entre los certámenes que Girona acogerá este año destacan el internacional de archivos, otro destinado a la investigación de las arritmias y el ExpoCycling, ligado al mundo de la bicicleta.

0 0 0