Girona: repercusiones turísticas del ascenso a Primera División

El esperado ascenso del Girona F.C. a la Primera División del fútbol español ha despertado un gran interés en el sector turístico y quien más quien menos está haciendo cálculos de la repercusión económica que puede suponer para la ciudad. Estar entre las ciudades más importantes del Estado puede representar una importante presencia de visitantes que aprovechen el viaje de su equipo para hacer turismo en Girona.

La Asociación de Hostelería, Turismo y Restauración de Girona cree que el impacto económico será de unos 23 millones de euros y la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales eleva las previsiones hasta los 30 millones. De todas formas son datos estimados, ya que el cálculo real es difícil de hacer. Hay estudios de ciudades parecidas a Girona, como Granada, Valladolid o Zaragoza, pero son de hace más años, cuando el peso de la televisión no era de la altura que tiene en la actualidad. Además la repercusión económica también variará en función del calendario: no es lo mismo que los equipos punteros visiten Girona en una jornada entre semana que el fin de semana o durante un puente, por ejemplo. O la misma situación del equipo en la clasificación, que también puede comportar mucha variación de seguidores.

Otros puntos son mucho más difíciles de cuantificar, aunque más fáciles de tenerlos en cuenta, como situar la ciudad de Girona en el mapa de las grandes ciudades, que mayoritariamente son las que tienen equipos en la Primera División, la permanente presencia en los medios de comunicación de grandes audiencias o la repercusión en el extranjero en el momento de hacer los resúmenes de la liga española de fútbol.

Desde un punto de vista más estrictamente turístico, la ciudad no parece tener en estos momentos problemas de plazas hoteleras, aunque ya se especula con el aumento de precios los fines de semana de partido. Pero no es lo mismo en el tema de las buenas comunicaciones con el resto del Estado. El AVE asegura la conexión con el eje de Alta Velocidad ferroviaria, pero no hay vuelos directos a otras ciudades españolas. Y también habrá otros problemas en el momento de conseguir que vengan aficionados de otros equipos, como es el tema de las entradas. Con un estadio bastante pequeño, la comercialización de paquetes con entrada no parece que tenga una rápida solución. Además los gironins no se han caracterizado por ser muy amantes de llenar Montilivi y ver el campo medio lleno mientras el sector turístico no tiene acceso a entradas puede generar problemas.

Lo que se espera ahora es que la permanencia en la Primera División sea una realidad. Pero no hay que olvidar que el equipo de fútbol ha pasado por momentos de mucha penuria económica e incertidumbre sobre su futuro.En la ciudad todo el mundo recuerda que Girona también ha tenido, históricamente, una gran afición por el baloncesto y en cambio se dejó perder un equipo que estuvo muchos años en la ACB por la falta de apoyos económicos.

0 0 0