Ferrocarriles de la Generalitat integra la gestión de Boí Taüll en su cartera de estaciones de esquí

Una nueva estación entra en manos de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), el organismo público asume la gestión de la estación de esquí de Boí Taüll. Según ha comunicado el Gobierno catalán el objetivo es garantizar la apertura de la estación esta nueva temporada 2020-21. El sector de la nieve en Cataluña está quedando prácticamente en su totalidad bajo el control público a base de rescates.

El ejecutivo lo justifica porque las estaciones son un elemento clave en la actividad económica de las comarcas de montaña, con pocas alternativas para desarrollar proyectos empresariales que generen puestos de trabajo. En el caso de la estación de la Vall de Boí dependen unos 140 empleos directos y más de 300 indirectos.

Boí Taüll ya fue adquirida por el Gobierno catalán hace unos 6 años, pero desde aquel momento fue tejiendo una telaraña societaria con arrendamiento a otras sociedades privadas, condonando deudas… ahora simplifica la situación y traspasa íntegramente a FGC la titularidad del capital, la explotación y la dirección. El Gobierno además ha condonado y cancelado el préstamo participativo de 1,2 millones que concedió a Activos de Montaña, SA para dejar limpio de deudas el traspaso a Ferrocarriles. La empresa pública se queda el 100% de las acciones que tienen un valor de 13,6 millones de euros.

La Generalitat es la propietaria del dominio esquiable de la estación pero el complejo resort con hoteles y otros alojamientos situados en la zona del Pla de l’Ermita que pertenecían antiguamente al grupo Nozar son propiedad de otras empresas, en este caso, privadas.

En estos momentos conforman la cartera pública de estaciones de esquí de FGC las estaciones de La Molina, Espot, Port Ainé, Vallter 2000, Vall de Núria y Boí Taüll.

0 0 0