España: mejor coyuntura económica, mejores expectativas turísticas

La previsión del Índice UAB de Actividad Turística para el conjunto de España deja datos similares a los de Cataluña: crecerá un 4,9% el número de turistas extranjeros y un 4,9% también el número de pernoctaciones de extranjeros, un 7,7% del gasto total y un 2,7% el gasto por turista. Se producirán mejoras en los indicadores tanto de los mercados tradicionales como los emergentes. España se beneficia de la mejora de la situación económica en los países emisores y, a la vez, de su categorización como destino de proximidad ante coyunturas débiles. Se suman los problemas de inestabilidad que afectan a otros destinos parcialmente competidoras (Túnez, Turquía o, sobre todo, Egipto) y la capacidad competitiva de los destinos españoles. Además, más allá del turismo extranjero, se espera una cierta recuperación del mercado nacional.

Los principales mercados emisores europeos, es decir, Alemania, Francia y Reino Unido, crecerán a buen ritmo en términos generales. Concretamente, los turistas alemanes incrementarán un 5,7% y harán un 5,4% más de pernoctaciones y un 6,2% más de gasto. En cuanto a los franceses, aumentará un 5% el número de turistas, un 3,7% el número de pernoctaciones y un 12% su gasto (el incremento más pronunciado en este aspecto). Y los turistas británicos aumentarán un 3,5%, harán un 3,3% más de pernoctaciones y un 7,9% más de gasto.

Por otra parte, se prevé que dos mercados en regresión durante el 2013 —los turistas italianos y portugueses— tengan un mejor comportamiento durante el 2014. Respecto a Italia, se espera un 1,2% más de turistas, un 2,3% más de pernoctaciones y un 5,2% menos de gasto (que, a pesar de ser un indicador negativo, mejora respecto al año pasado, cuando bajó un 9,1%). En el caso de Portugal, decrecerá un 2,3% el número de turistas (en 2013 bajó un 8,5%) y un 1,3% su gasto (4,2% en 2013), pero crecerán un 3,8% las pernoctaciones.

En cuanto al bloque que aglutina a los mercados emergentes, se producirá en conjunto un 7,7% de incremento en el número de turistas (más que cualquier mercado tradicional), un 7,8% más de pernoctaciones y un 10,1% más de gasto total. Como en el caso de Cataluña, son aumentos menos pronunciados que los producidos en 2013 pero que consolidan la importancia creciente de estos mercados. Vale la pena destacar las cifras poco alentadoras de los turistas de los Estados Unidos, que bajarán un 0,5%, harán un 0,1% menos de pernoctaciones y un gasto idéntico al de 2013. Según el Índice UAB de Actividad turística, falta mucho conocimiento sobre España en este mercado, que valora especialmente atributos disponibles en nuestro país como son el patrimonio, la gastronomía o los vinos.

Monográfico sobre el turismo del juego

El sector de los casinos está creciendo en los últimos años a nivel mundial. Las grandes empresas de este sector buscan nuevas oportunidades de inversión en todo el mundo. A modo de ejemplo, Macao ha pasado de tener 11 casinos en 2002 a 35 en 2013, y sus ingresos brutos alcanzaron los 40.000 millones de dólares. La expansión del juego ha aportado la llegada de más de 14 millones de turistas en 2013, convirtiendo la ciudad en el 19º destino mundial por número de visitantes y la 5ª en ingresos por turismo internacional (51,6 miles de millones de dólares).

Esta expansión mundial y el cambio en el modelo de negocio, que potencia el concepto de megaresort —casino con hotel que incluye espectáculos, zonas comerciales y centro de convenciones—, han implicado un interés por desarrollar inversiones en la zona del Mediterráneo, con proyectos en Chipre o Eslovenia, entre otros. El caso más significativo ha sido en España, con tres propuestas para desarrollar megaresorts, de las que Eurovegas (de Sands Corporation) y BCN World han sido las propuestas más plausibles.

Las inversiones de las empresas vienen avaladas por una posible creación de puestos de trabajo, generación de nuevos flujos de turistas, e incrementos en la renta y en los ingresos del sector público. Aunque la investigación en este ámbito no es concluyente, indica que los impactos económicos positivos se producen de forma más clara cuando estas inversiones se encuentran relacionadas con el turismo.

En cuanto a los impactos sociales y medioambientales, los estudios indican que las percepciones del turismo del juego son menos críticas cuando los megaresorts están situados o se plantea situarlos en zonas turísticas. Las inversiones del juego, por lo tanto, deben estar muy relacionadas con la actividad turística también desde el punto de vista social y medioambiental.

0 0 0 0