Los campistas podrán ser propietarios de los mobilhomes

El nuevo Decreto de alojamientos turísticos de Cataluña recoge una de las demandas del sector del camping, la posibilidad de que los clientes puedan ser propietarios de la instalación y pagar sólo el alquiler de la parcela. La nueva regulación, no ha contemplado el incremento de la superficie del camping que se puede dedicar a bungalows y mobilhomes.

Las caravanas y las tradicionales tiendas de acampada están cayendo en desuso. Los empresarios del camping querían adaptarse a las nuevas demandas. La posibilidad de tener diferentes tipologías de alojamiento con diferentes precios son una garantía para cubrir el negocio. Cada vez más los clientes de los campings pedían este tipo de instalaciones y la normativa catalana limitaba la propiedad. Hasta un 50% de la superficie del camping se puede dedicar a instalaciones fijas y semimóviles, un aspecto también demandado por el sector era incrementar este porcentaje pero que en este caso no ha variado la legislación.

El sector del camping catalán se ha apresurado a desmentir cualquier crítica sobre la posibilidad de que con la nueva normativa los campings se conviertan en ámbitos residenciales privados. Que los clientes tengan la propiedad de una instalación no quiere decir que sean segundas residencias o se devalúe la filosofía de los campings. De hecho, el camping continúa siendo propietario de la parcela y la situación respecto al cliente es la misma que con los clientes de caravanas.

0 0 0 0