El turismo de interior catalán se refuerza con la ruta “El Camí de l’últim Càtar”

Cataluña ha inaugurado recientemente “El Camí de l’últim Càtar”, una ruta transfronteriza de 190 Km. que discurre entre Gósol (Berguedà) y Tarascon de Ariège, en el sur de Francia. El camino, de una dificultad media-alta, está pensado para ser hecho a pie y sigue un trazado paralelo al Camí dels Bons Homes. Esta iniciativa dota a las comarcas de interior de más atractivo turístico, con la voluntad de potenciar la oferta catalana más allá de la costa y del tradicional sol y playa.

“El Camí de l’últim Càtar” recrea el último viaje de Guilhem Belibasta, último cátaro conocido, por el entorno pirenaico por el cual también se movieron gran parte de los cátaros refugiados en Cataluña durante los siglos XIII y XIV.

El recorrido se puede completar en 50 horas, que equivalen a 10 días de ruta. Se recomienda hacerlo entre mayo y octubre, ya que durante la época de frío la nieve puede complicar la travesía. De esta manera, la ruta se presenta como un complemento perfecto a la temporada de nieve y contribuye a desestacionalizar el turismo de montaña.

El nuevo itinerario aprovecha la señalización existente, lo que lo convierte en una oferta sostenible con el entorno. Un total de cinco etapas catalanas y cuatro francesas atraviesan las comarcas del Berguedà, Alt Urgell, Pallars Sobirà, y el cantón de Vic de Sòs (Vicdessos) del departamento de Ariège (Francia).

A lo largo del recorrido, los caminantes dispondrán de servicios de alojamiento, restauración, comercios y centros ecuestres, así como de oficinas de información y turismo. Todo ello acompañado de puntos de interés cultural, como el Centro Medieval y de los Cátaros, en la Vila de Bagà (Alt Berguedà).

En la página Web del Consejo Regulador del Camí dels Bons Homes www.camidelsbonshomes.com también se pueden encontrar paquetes turísticos de fin de semana o más días para visitar ambas rutas con toda la planificación hecha por adelantado.

0 0 0 0