El sello catalán de Turismo Familiar se amplía al interior

Las Valls d Àneu y la Vall de Boí podrían convertirse este año en los primeros destinos familiares de interior en Cataluña.

El sello d’especialización Destino de Turismo Familiar (DTF), que impulsa la Agencia Catalana de Turismo, se empezará a implantar en municipios de interior preparados para recibir este tipo de turismo. Así lo ha anunciado la Dirección General de Turismo que tiene previsto potenciar este producto para consolidar el posicionamiento de Cataluña como destino familiar.

Hasta ahora se han certificado 13 DTF, todas ellas ubicadas en la costa: Roses, Torroella de Montgrí – l’Estartit, Calonge-Sant Antoni, Lloret de Mar, Blanes y en proceso Platja d’Aro – Castell d’Aro – S’Agaró, en la Costa Brava; Malgrat de Mar, Santa Susanna, Pineda de Mar y Calella, en Costa Barcelona; y Calafell, Salou, Cambrils y Vila-seca la Pineda Platja, en la Costa Daurada.

Este sello garantiza que el destino dispone de una oferta de alojamiento, restauración y ocio adaptada a las necesidades de las familias como por ejemplo miniclubs con monitores en alojamientos y playas; tronas y menús infantiles en los restaurantes; pulseras identificativas; animación infantil; habitaciones comunicadas, etc.

0 0 0 0