El incendio del avión de Aeroflot abre el debate sobre el comportamiento humano

El accidente que ha sufrido un avión de la compañía rusa Aeroflot durante el aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Sheremetyevo en Moscú ha dejado unas imágenes muy preocupantes sobre la actuación de los pasajeros durante la evacuación de la aeronave.

Poco después del despegue el avión se incendió y tuvo que tomar tierra. El balance fue de 41 fallecidos de las 78 personas que viajaban a bordo. Los testigos del interior del avión explican -también se puede ver en vídeos grabados por algunos viajeros- que durante la operación de rescate los pasajeros priorizaron recuperar sus equipajes de mano obstruyendo la evacuación. No faltaron los empujones en unos pasillos bloqueados por aquellos sentados en las primeras filas que querían recoger sus pertenencias de los compartimientos superiores.

La situación fue tal que sólo tres pasajeros de entre los que viajaban en la parte trasera pudieron salvar la vida. En las imágenes del Aeroflot ardiendo en la pista se puede observar como algunos pasajeros llevan mochilas y abrigos mientras corren alejándose del aparato.

Esta situación fuerza a una reflexión sobre la condición humana en un desastre de estas características, sin comentar el papel de aquellos que, desde el interior del avión, ya en llamas, decidieron dedicarse a grabar con su teléfono móvil lo que estaba pasando sin atender a una correcta evacuación ni al socorro del resto de los viajeros.

0 0 0 0