El fiasco de Spanair se llevó por delante 185 millones de dinero público

La fiscal del juicio de Spanair ha pedido 47 millones de euros al consejo de administración por actuar de manera negligente agravando la situación de la compañía cuando estaba en situación de insolvencia. El expresidente de Spanair Ferran Soriano ha admitido que la inyección de dinero público mantenía a la empresa y cuando «se nos dice que no van a financiarnos más convocamos el concurso”.

El Parlamento de Cataluña ya ha aprobado abrir una comisión de investigación sobre la quiebra y el papel de la Generalitat en este asunto. Cabe recordar que la esperanza de salvar Spanair pasaba por la venta a Qatar Airways pero la aerolínea desestimó la operación por temor a que las autoridades de la UE interviniesen ante las ayudas púbicas que estaba recibiendo Spanair.

Algunos cálculos indican que la inyección pública podría ser de 185 millones de euros contando las aportaciones de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Spanair se compró por 1 euro en 2008 por un conjunto de empresas privadas y entidades públicas que buscaban relanzar el aeropuerto de El Prat con una compañía aérea radicada en Barcelona. La fiscalía ya destaca en el juicio que el coste de un euro se debía a que la aerolínea estaba en quiebra y solamente tenía perdidas y cuestiona la aventura de Spanair.

Con todo la Fiscalía considera al consejo de la compañía culpable de retrasar el concurso de acreedores durante 5 meses agravando el déficit en 72 millones de euros.

0 0 0